Política

Familiares de dos mujeres asesinadas en Coatza temen venganza de sicarios

noviembre 03, 2017

Las Choapas, Ver.- Los familiares de las dos mujeres que fueron asesinadas en el centro de la ciudad de Las Choapas temen por su vida, ya que los sicarios ingresaron a sus hogares después de la agresión, sin que nadie los detuviera.

Dalila Velázquez, madre de la niña de Karina, asesinada en Las Choapas, señaló que no tienen idea de por qué se dio la agresión, pero creen que estaba dirigida a su hermana, quien permanece resguardada por los elementos de la policía estatal.

Señaló que los vecinos de la zona, sabían que estaban dos sicarios esperando a alguien pero nadie los denunció y vieron como de manera artera le dispararon primero a su hija.

"Yo creo que la confundieron con mi hermana, porque mi hija era también era flaquita, los vecinos dicen que le pegaron un disparo y al darse cuenta de su error intentaron matar a mi hermana, por eso se interpuso mi mamá".

La madre de esta víctima comentó que ella y su hermana laboran en Coatzacoalcos y era Angela de Los Santos González, quien se encargaba de cuidar a sus hijos para que ella pudiera laborar.

"Mi mamá vendia hierbas por las calles, llevaba su canasto con epazote, perejil y varias cosas más, por las calles por eso es que muchas personas la conocían, no tenía enemigos, no tenía problemas con nadie", acotó.

Aunque no quiso decir en que se desempeñan, fuentes cercanas refieren que trabajan como meretrices en Coatzacoalcos, la joven de 19 años que logró salvarse, se encuentra resguardada por la policía estatal y fue trasladada a un lugar seguro.

Dalila indicó que todos los miembros de su familia están corriendo peligro ya que al regresar a su casa con sus hijos, se dieron cuenta que todo estaba fuera de su lugar y huyeron.

Esta mujer y sus hijos ha empezado a pedir apoyo a los ciudadanos para pagar el sepelio de su madre e hija, ya que tienen que trasladarla a Coatzacoalcos, por motivos de seguridad.

Agregó que sólo la empresa funeraria fue solidaria con su familia y donó su trabajo y la caja, sin embargo, aun tienen que pagar el traslado y la inhumación, pero ninguna autoridad ni político los ha querido ayudar.

Brigadista del Colectivo Solecito de Veracruz es amenazado

Rufino Bustamante Rosique es uno de los brigadistas buscadores del Colectivo Solecito de Veracruz, armado de una varilla, ha recorrido el predio de Colinas de Santa Fe, en busca de fosas clandestinas, y por ello ha sido amenazado.

Una persona le hizo una llamada, de forma anónima le avisó que corría peligro, gente armada se había congregado cerca de su vivienda, dijeron que iban a buscarlo.

Desde hace tres años, Bustamante Rosique busca a su hijo, Cristo Bustamante Rincón, que desapareció en el callejón de reforma, en el seno de la zona de mercados, un 4 de julio. Civiles armados se lo llevaron, desde entonces, su padre se ha movido para encontrarlo.

"Me dijeron que me tenía que ir de ahí (de su vivienda), que no me podía esperar, que me querían desaparecer, llevar, o algo así", explicó.

Después de esa llamada, Bustamante Rosique observó preocupado como llegaban unas motocicletas, cuyos tripulantes estuvieron parados en la calle, sospechosamente, bastante tiempo.

"Yo no tengo que ver nada con la delincuencia, sólo tengo que ver con el colectivo, y estoy buscando a mi hijo y eso es todo", afirmó.

Desde hace algunos días, Bustamante Rosique trabaja con Marcela Ríos, del Colectivo Solecito de Córdoba, en las recientemente exploradas fosas clandestinas ubicadas en el municipio de Ixtaczoquitlán.

Para él, las amenazas no son una novedad. Cuando la desaparición de su hijo era muy reciente, comenzó a recibir llamadas, en donde lo amenazaban y le pedían dinero.

Él llegaba en taxi a las fosas de Colinas de Santa Fe, su tío, que manejaba la unidad, fue interceptado un día, para hacerle llegar a Bustamante Rosique otra amenaza.

"Le dijeron que me dijera que yo dejara de buscar, que no era necesario que estuviera ahí y que no me metiera yo en problemas, y esta es la tercera vez que sucede, pero esta es la más estresante", afirmó.

Para él, resulta imposible no sentir miedo, sentirse vulnerable. Sabe que las autoridades no tienen capacidad para protegerlos a todos.

"Pues a las autoridades que se pongan a trabajar sobre los delincuentes, porque uno está expuesto a cualquier situación o amenaza, uno sólo está buscando a su familiar, no tiene nada que ver, no estamos buscando culpables, estamos buscando a nuestros familiares, es la autoridad y deben tratar de darnos seguridad", afirmó.

Aseguró que continuará su búsqueda, ya que tiene el presentimiento de hallar en Ixtaczoquitlán, alguna información que lo lleve a su hijo.