Sociedad y Justicia

Mamás gallina prolongan cultura machista y de abuso a las mujeres, lamentan ONG

octubre 31, 2017

Orizaba, Ver.- Lejos se encuentra la época en la que disminuyan los índices de violencia de género, tanto en el estado como en el país. El enraizado machismo es fomentado por tabúes sociales y por las propias mujeres, pues alientan actitudes con las que permiten que continúen las agresiones en su contra, esto se refleja en el crecimiento de las estadísticas de violencia sobre todo intrafamiliares, expuso Ana Karla Ortega Tejeda, integrante de la organización Epic Queen.

"El tema es muy complejo desde cualquier perspectiva, sin embargo vemos que hay desventajas culturales sobre las mujeres. Hay que tratar de manejar situaciones de género sobre todo porque la brecha está muy marcada. La discriminación de género ha crecido mucho".

Las quejas ministeriales por agresiones son las menos frente a la cantidad de casos en los que se emplea la violencia contra las mujeres, "no se presentan las denuncias correspondientes de violencia de género tiene mucho que ver con aspectos culturales. En México vivimos en una cultura machista, en donde la figura masculina sigue siendo muy fuerte que incluso provoca que durante muchos años las mujeres prefieran anular sus derechos, su forma de vida, sus sentimientos, de sentirse plena y todo esto se debe a la cultura machista".

Sin embargo las mujeres refuerzan esa cultura machista: "en casa les dicen a los niños, tú eres más que yo, se convierten en las personas que les sirven alimentos, les atienden en el tema del cuidado y arreglo de la ropa, asumen el rol de: yo te hago, yo te atiendo, yo veo que todo funcione aun cuando la mujer asuma un papel en segundo plano".

Por ello "suprimen sus necesidades y deseos para superarse por atender a los hombres. De ahí parte igual la cultura de la no denuncia de los casos de agresión de género. Es una cultura que tiene a abrazar a las familias. Hay mujeres que sobreprotegen a los hijos varones, son las mamás gallina y eso en vez de ayudar, lo único que provoca es que crezca el machismo en el seno de las familias".

Otro factor son las tradiciones extranjeras en las que se hace menos a las mujeres. "Actualmente la mujer sigue con esa creencia de que sí podemos llegar alto a los puestos claves en empresas públicas o privadas, pero no podemos hacer lo mismo que hace un hombre. Ésa es una filosofía que muchas mujeres tienen muy instaurado en sus capacidades. Debemos decir ‘soy mujer, tenemos limitantes, quizá físicas, pero puedo llegar por otros medios, puedo moverme de diferente manera’ pero igual debemos hacerles a un lado esa sobreprotección de las mamás".