Política

Sin liquidar bonos bursátiles que vendió FHB, no se puede reestructurar deuda

octubre 31, 2017

El gobierno de Veracruz no podrá reestructurar la deuda pública, como propuso el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, en tanto no liquide lo que aún debe a los poseedores de los bonos bursátiles puestos a la venta por Fidel Herrera Beltrán en el año 2006.

La empresa calificadora de riesgo Ficht Ratings dio a conocer que el el 16 de octubre de 2017 tuvo lugar la asamblea de tenedores de la emisión VRZCB06, en la cual la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) informó a los tenedores que, a fin de implementar de mejor manera la reestructura de su deuda pública, resulta altamente conveniente utilizar cierto porcentaje de participaciones federales que están libres de toda afectación, para cederlas y afectarlas a uno o más fideicomisos fuente de pago de los financiamientos que se celebren al amparo de la referida reestructura.

Sin embargo, la empresa dejó en claro que hasta que el Gobierno de Veracruz liquide cada uno de los financiamientos que actualmente conforman su deuda pública (financiamientos existentes) y, consecuentemente, libere parte de las participaciones federales que tiene comprometidas, el Estado podría hacer uso de las participaciones libres de afectación con el propósito de iniciar la reestructura y constituir cada uno de los fideicomisos de pago de los financiamientos a celebrarse para instrumentarla.

Conforme Veracruz libere una porción de las participaciones federales asignadas a uno o varios fideicomisos existentes, las afectará al resto de los fideicomisos de pago que resulten de la reestructura, hasta que se concluya el refinanciamiento total de los financiamientos existentes.

Mientras tanto la calificación de las emisiones bursátiles VRZCB 06 y VRZCB 06U es A-(mex)vra, en las cuales existe un saldo por 978.6 millones de pesos y mil 202 millones de pesos, que de acuerdo con Ficht Ratings hasta que se salden las deudas, entonces el Gobierno de Veracruz podrá efectuar la reestructuración de su deuda pública.

"Cualquier movimiento al alza o a la baja en la calificación del Estado podría reflejarse directamente y en el mismo sentido en las calificaciones de los financiamientos. Asimismo, el incumplimiento de cualquiera de las obligaciones establecidas en los documentos de las operaciones o alguna otra que aumentase el riesgo, podría derivar en un ajuste a la baja de las calificaciones de las emisiones", agrega Fitch Ratings.