Política

Impresiones de una Cámara

octubre 23, 2017

◗ Ley de Ingresos y gasolinazo 2018

Al inicio de septiembre, cuando iniciaba el periodo de sesiones del último año legislativo en San Lázaro, los diputados federales del PAN, PRD y MC se mostraron molestos e impidieron que se instalara el Congreso votando en contra de la propuesta de integración de la mesa directiva presidida por el PRI (Morena, por supuesto, votó en contra y mantuvo esa postura).

Parecía que por fin los legisladores habían mostrado una "oposición férrea"; sin embargo, en pocos días llegaron a un acuerdo legisladores del PAN y el PRI. Y todo se diluyó. No obstante, esos días en que no hubo "acuerdo" se dejó entrever el gran poder que tienen PAN, PRD, MC y Morena si los del PAN, PRD y MC no fueran cómplices del PRI.

Existen posturas fuertes, declaraciones en prensa, denuncias, etcétera, para superar la mayoría que PRI, Verde, Nueva Alianza y PES mantienen en la Cámara de diputados federales. Ya que todas las leyes pasan por un proceso de votación: se votan en lo general y en lo particular. La primera es donde se puede demostrar "músculo"; se denuncia, se anuncian posturas fuertes, hay posibilidades de amagar al mayoriteo priísta, sentarlo a discutir, obligarlo a no ser irracional; la general tiene esa connotación y por tanto es la votación más importante de las dos porque ahí se da la oportunidad de evidenciar las pretensiones antidemocráticas de la mayoría priísta (quienes tienen 260 votos de los 500 posibles con sus partidos satélite).

La votación en lo particular es un intento por corregir algún artículo, pero perdida la primera votación en lo general, la más fuerte, rara vez se puede recuperar algo. La maquinaria priísta de mayoriteo ya se aplica en automático y a mano alzada contra cualquier intento de contradecir su voluntad, insisto, que se exhibe irracional.

Por eso, es en la votación "en lo general" donde se pueden percibir las negociaciones que mantienen al PAN, PRD y MC como un bloque que se hace cómplice del PRI; sobre todo cuando se trata de la Ley de Ingresos de la Federación y la aprobación del Presupuesto anual.

Hace dos años, era un discurso tradicional de los que ya habían negociado con el PRI, decir: "Vamos a votar a favor, pero que quede claro que estamos en contra". O el típico discurso del traidor: "Seremos una oposición responsable, por eso vamos a votar a favor". Con esta postura entreguista, legisladores del PAN, PRD y MC aprobaron el gasolinazo que se fraguó en la reforma energética en el 2013 y que concluyó en el 2017 con la liberación del precio de las gasolinas.

Hace cuatro días se discutió en la Cámara de Diputados la Ley de Ingresos, es decir, la ley que calcula el monto del dinero que vía impuestos va a recibir el gobierno. Uno de esos ingresos se da por vía del Impuesto Especial a Producción y Servicios (IEPS) que incluye el impuesto de gasolinas y la administración de precios a combustibles. Una vez demostrado que la estrategia de liberar dichos precios fue un error, existía la oportunidad de corregirlo y cerrar la puerta a un nuevo gasolinazo.

Morena propuso derogar las disposiciones contenidas en los artículos 26, 27, 28 y del transitorio décimo primero de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2018. Y a su vez puso a consideración de los demás diputados adicionar un nuevo transitorio que hiciera referencias a cambios en la Ley del Impuesto Especial a Producción y Servicios para que se fijara el precio de la magna en 12.53 pesos, la premium en 14.66 pesos y el diésel en 13.09 pesos.

Y Morena se aventó a la batalla legislativa con propuestas y con el voto en contra en lo general; sin embargo, nos quedamos solos en esta lucha, pues el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano volvieron a entregar su voto en lo general en favor de la propuesta de Peña Nieto diciendo que eran una "oposición" que votaba a favor responsablemente. Entregadas así las cartas, no le costó nada al PRI aplicar su irracional mayoría.

Nos fuimos con el orgullo de ser congruentes votando en contra en lo general y en lo particular de dicha Ley de Ingresos que es un asalto a los bolsillos de los ciudadanos. El gasolinazo 2018 está en marcha gracias a la sumisa postura y complicidad del PAN, PRD y MC y del cinismo del PRI, Verde y Nueva Alianza.

Es por eso que aquella afirmación del dirigente nacional de Morena, en estas votaciones que afectan a la gente, es cuando más tiene sustento: el PRI, el PAN, el PRD y ahora Movimiento Ciudadano, son lo mismo.