Municipios

Piden ONG que se destine capital suficiente a Ley de Desaparición

octubre 16, 2017

Orizaba, Ver.- Los colectivos de víctimas por desaparición forzada no se conforman con la aprobación de la Ley General en materia de Desaparición de Personas, ahora exigen al Congreso federal que apruebe un fondo económico con el que se trabaje, pero además se obligue a las 32 comisiones estatales de búsqueda que igual asuman su responsabilidad en la localización de los desaparecido, "el camino apenas comienza, la aprobación es un paso más y la aplicación será un reto".

Mediante un comunicado los colectivos integrantes del organismo sinlasfamiliasno.org, fijan su postura en torno a la aprobación de la Ley General en materia de Desaparición de Personas, la que de entrada califican como una herramienta para enfrentar la grave crisis de desapariciones e impunidad en México

En el texto se indica que la Cámara de diputados aprobó la Ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición cometida por Particulares, "y las familias que conformamos el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México celebramos la aprobación de dicha ley, por ser el resultado de casi tres años de arduo trabajo por parte de más de 60 colectivos de familiares y organizaciones de la sociedad civil, que han propuesto contenidos fundamentales de ésta y porque de desarrollarse de manera efectiva, será una importante herramienta para enfrentar la grave crisis de desapariciones en México".

Con esa ley "se crea un Sistema Nacional de Búsqueda, una Comisión Nacional de Búsqueda y 32 Comisiones Locales de Búsqueda de personas desaparecidas, estructuras que incorporan la participación de familiares y organizaciones de la sociedad civil, para dar con el paradero de nuestros seres queridos. A su vez, la norma reconoce y sanciona los delitos de desaparición forzada y desaparición cometida por particulares; promueve investigaciones exhaustivas, mediante la creación de Fiscalías Especializadas y establece mejores condiciones para acercarnos a la verdad, la justicia, el castigo a los culpables y para romper los patrones crónicos de impunidad que envuelven a esta práctica atroz"

"La ley también fortalece el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, lo cual contribuirá a dimensionar la crisis de desapariciones en el país y responder a la verdadera magnitud de esta dolorosa problemática. Los derechos de las víctimas reconocidos en ella abrirán nuevas posibilidades para proporcionar medidas de reparación integral y atención a las miles de personas desaparecidas y a las familias que atravesamos este tormentoso camino".

Todo esto sólo será posible si las autoridades –de todos los diversos gobiernos– cumplen con sus obligaciones y aplican la ley de forma correcta; en el largo y desesperante camino de la búsqueda de nuestros seres queridos, frente a la inacción y colusión institucional, reconocemos en la legislación un instrumento perfectible, pero también necesario y urgente como un primer paso para prevenir, erradicar, combatir y sancionar las desapariciones.

No obstante, se precisa con el documento, "la obligación del poder Legislativo no termina con la aprobación de esta ley. La Cámara de diputados tiene el ineludible deber de asignarle presupuesto suficiente, en este mismo periodo de sesiones, para su inmediata y correcta aplicación. Esto es una condición básica para que la ley opere de manera efectiva en favor de las miles de personas desaparecidas en el país y de sus familias, y prevenga la realización de la conducta delictiva".