Política

Impresiones de una Cámara

octubre 16, 2017

◗ No pudo Yunes con la inseguridad

Como no pudo con el paquete y mintió con su promesa de acabar con la inseguridad que cunde en todo el estado, el que dice gobernar Veracruz pretende pasar la "papa caliente" a los presidentes municipales.

La Constitución y el marco legal establecen que la Seguridad Pública estará a cargo del estado y el mando debe ejercerlo una autoridad civil. Entre otras cosas, se otorga también la facultad a los alcaldes de crear la policía preventiva y ésta podrá estar en manos de las autoridades municipales en concordancia con el Sistema Nacional de Seguridad.

Pareciera que la decisión anunciada por Miguel Ángel Yunes Linares, de formar las policías municipales, es legal. Sin embargo, lo que menos le interesa a él es brindar seguridad a los veracruzanos, sino que tiene en la mira crear un esquema de intento de control y golpeteo político así como mediático contra autoridades municipales que no le son incondicionales.

Miguel Yunes aprovecha las disposiciones constitucionales para reconocer el derecho de los municipios a tener su propia policía; sin embargo, lo hace en circunstancias que permiten entrever sus perversas intenciones. No dice, por ejemplo, cuál es el recurso financiero que les otorgaría desde el estado; no aclara qué medidas de transparencia se aplicarían en el manejo de los dineros destinados a los programas de fortalecimiento de la seguridad para municipios (recursos federales que sean depositados en las cuentas del estado) y que irían destinados a formación, capacitación, armamento y equipos policiales. ¿Serán transferidos sin retardo e íntegros a los alcaldes? ¿O deberán los munícipes venir a reclamarlos a la Sefiplan como acontece cada año hasta que muy tardíamente les son entregados y con moches que no vuelven a ver?

¿Crearán cuerpos policiales en cada municipio como el de Coatzacoalcos que para atender a más de 300 mil habitantes inicia con menos de 100 policías? Me hace recordar la expresión de un habitante de ese municipio que al enterarse del número de elementos: "Esos policías apenas sirven para cuidar un baile o una boda".

En la época de gobierno de Patricio Chirinos, cuando Miguel Yunes era priísta y secretario de gobierno, inició la formación de las policías intermunicipales. Hoy desaparecidas por corrupción y colusión con delincuentes según argumentó el mismo gobierno, ¿por qué entonces reeditarlas con un nuevo nombre como el de policías "metropolitanas" como la de la zona conurbada de Poza Rica? En esos casos queda la duda de quién determina el ingreso de personal, permanencia y mando de dicho cuerpo policiaco y cómo exactamente se cubrirá el gasto de nómina y equipamiento.

Existen justificadas dudas sobre las intenciones de quien dijo saberlo todo en seguridad y su promesa de terminar con la inseguridad en seis meses ha sido un fiasco tan grande que hace recordar su actuación como encargado de los penales de alta seguridad en los polémicos días de la primera fuga de El Chapo Guzmán siendo subsecretario de gobernación en la época foxista.

Los alcaldes recién electos de Morena sí toman en serio el problema de inseguridad en sus municipios y por eso demandan claridad en las intenciones del gobernador. Ellos piden la intermediación de los ciudadanos para que ante la sociedad rinda cuentas el Ejecutivo estatal en el tema de seguridad. Piden seriedad a Yunes Linares pues una policía municipal no se forma ni se capacita de la noche a la mañana ni en un par de meses; y si el gobernador cree que sí y que basta con solo declararla, entonces puede entenderse por qué ha fracasado.