Política

2 fallecidos y un desaparecido por derrumbe de silo en Apiver; niegan acceso a familiares

octubre 13, 2017

Veracruz, Ver.- No eran dos, sino tres las personas desaparecidas por el derrumbe de un silo en la terminal de grano del recinto portuario de Veracruz. Alrededor de las 19 horas fueron recuperados dos cuerpos, uno se ubicaba al fondo del mar.

El director de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver), Juan Ignacio Fernández Carbajal, explicó que este cadáver no flotaba debido a la gran cantidad de grano que había sobre él. Se trata de un trabajador de Intersik.

El otro cuerpo recuperado es el de un chofer que quedó atrapado dentro de la unidad que se encontraba cargando grano en el momento del accidente. "Logramos desenganchar una caja de maíz que estaba atorada junto con los restos del silo, logramos sacarla y junto a él estaba el cuerpo de un chofer que es un tercer desaparecido, el cual no teníamos contemplado", dijo.

Afirmó que buscarán el tiempo que sea necesario a la tercer persona que todavía no es encontrada. Padre y hermano del otro desaparecido, que es un trabajador de la terminal, se encuentran dentro del recinto portuario apoyando en las labores de búsqueda, a las que también se han unido decenas de trabajadores que al terminar sus turnos acudieron para apoyar en la medida que sea necesario.

Han sido instaladas lámparas para tener la iluminación adecuada y continuar con la búsqueda del último desaparecido, debido a que, aunque se tiene una idea de dónde pudiera estar, la trayectoria recorrida pudiera variar debido a la fuerza de la avalancha.

El Ministerio Público ya recogió los cuerpos para proceder al trámite y entregarlos a los deudos. El director de la Apiver afirmó que las empresas tienen un seguro de responsabilidad civil, por lo que se harán cargo de todos los gastos, además la instancia que representa buscará que se les indemnice de acuerdo a la ley.

"Desgraciadamente ya encontramos a una persona sin vida. Aparentemente se trata de un tercero, es un chofer que estaba dentro de su camión y acabamos de recuperar el cadáver (…) un segundo más está en el fondo del agua", indicó.

Este cuerpo recuperado por los buzos de la Secretaría de Marina, al parecer se trata de Álvaro Alexander Cano, de 23 años de edad, el cual trabajaba para una empresa particular que prestaba sus servicios en ese sitio.

Por el momento uno de los dos cuerpos hallados, ya se encuentra con el forense para luego ser entregados a sus familiares, los gastos funerarios correrán a cargo de la empresas para las que trabajaban, indicó Fernández Carbajal, pues cuentan con un seguro para este tipo de casos.

Padre de trabajador de TMV desaparecido sin noticias

Bajo la lluvia y con las manos temblando se encuentra Jesús Torres, padre de José Manuel Torres Castillo, uno de las personas que quedaron atrapadas tras el desplome de un silo repleto de maíz en la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) la madrugada de este jueves.

José Manuel trabaja para la empresa Terminal Marítima de Veracruz (TMV) en el área de mantenimiento junto con su hermano, quien no se encontraba cerca del lugar cuando el desplome, y él fue quien le avisó a sus familiares que José Manuel había quedado atrapado entre las toneladas del grano, ya que ni la empresa ni Apiver les informaron algo.

Jesús sigue a afuera de Apiver hasta la noche de este jueves esperando noticias de su hijo, sin embargo, nadie le sabe dar información, su otro hijo es quien le ha estado comunicando que desde la madrugada se encuentran buscándolo, pero hasta el momento no han logrado algo.

"No sabemos nada pues mi hijo se encuentra desaparecido, aquí sólo está el guardia, fue lo único que me dijo mi hijo, porque tengo otro que anda allá buscándolo pues también trabaja ahí, pero me llamó y me dijo que no lo encuentran", dijo Jesús mientras sus ojos se llenaban de lágrimas.

José Manuel tiene 32 años, está casado y con dos hijos, cubre el turno de la noche desde hace 10 años, en ocasiones anteriores les tocó presenciar la caída de otro silo, donde hubo pérdidas humanas, y otra vez más un incendio en el almacén de granos.

Su padre es jubilado de la misma empresa, con sus manos trata de ocultar la preocupación por no saber nada de él, sin embargo, un dolor similar ya lo había sentido hace poco cuando un camión le arrebató la vida de su tercer varón con apenas 20 años. "Es muy duro, porque ya lo he vivido con otro hijo, me lo mató un carro tenía 20 años (…) tememos que él también le haya pasado lo mismo, la verdad no sé cómo explicarlo".

Jesús insistió a los guardias entrar para buscar a su hijo con sus manos, dice conocer perfectamente los protocolos de búsqueda gracias a los 35 años que laboró en el mismo lugar antes de ser jubilado en 2014, pero no se lo permiten.

Para mí ahora Apiver no significa nada, por 35 años trabajé aquí pero ahora esto me arrebata a mi hijo, y ellos no me dicen nada", dice Jesús ante la falta de información y la impotencia de no permitirle la entrada.

En su familia, recuerda, todos han sido trabajadores en el puerto y nunca una tragedia similar les había afectado, con el desplome de otro silo de la misma empresa el 8 de diciembre de 2010 lo vieron de cerca, pero no se trató de alguna persona cercana; esta vez era su hijo.