Política

PRI: podría estar extorsión tras negativa a transparentar

octubre 13, 2017

El dirigente estatal del PRI, Renato Alarcón Guevara, advirtió que al no transparentar los nombres de quienes devolvieron al gobierno de Veracruz, ni registrarlo en los estados financieros, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, está convirtiéndose en cómplice de los saqueadores del pasado "o a lo mejor sólo extorsionó a ex funcionarios", refirió.

"Estoy consciente que al hablar de este tema nos puede regresar como búmeran, pero tampoco podemos dejar de señalar que si el gobernador recibió esos bienes por concepto de la corrupción, entonces se encuentra obligado a denunciarlo y no sabemos si denunció a quienes devolvieron el dinero", expresó.

A la par, reprochó que en lugar de aceptar la crítica y las observaciones a su administración por parte de La Jornada Veracruz, prefirió atacar al medio de comunicación de manera pública.

Alarcón Guevara dijo que ahora que el gobernador habla de transparencia, debería comenzar por dar a conocer los nombres de quiénes devolvieron dinero, si fueron denunciados y a qué cuenta se depositaron esos recursos.

Señaló que todo parece indicar que existe una cuenta no registrada en los estados financieros del gobierno de Veracruz, la cual es manejada de manera discrecional por el mandatario estatal.

"Tampoco sabemos si el dinero que ha logrado recuperar es todo, a lo mejor hubo más dinero, que pudo haberse recibido a cambio de impunidad, porque no sabemos de las denuncias presentadas por estos casos en particular", añadió.

En este sentido, el dirigente estatal el PRI no descartó la posibilidad de que Miguel Ángel Yunes Linares haya extorsionado a los involucrados en el desvío de recursos en el sexenio, obligándolos a devolver dinero a cambio de impunidad, y entonces ahí surgiría una responsabilidad penal para el gobernador.

Alarcón Guevara consideró que la presentación de la página que tienen los bienes recuperados por el actual gobierno, sólo sirvió para desviar la atención de los problemas realmente graves en Veracruz como son las inundaciones, la creciente inseguridad, la muerte de menores en Coxquihui, sin que se conozcan las razones y el gusto por la represión al malestar social.