Política

Morena denuncia ante la CNDH omisión de funcionarios estatales

octubre 12, 2017

Morena interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en contra del gobernador del estado, el secretario de Gobierno y el secretario de Salud de la entidad por probables omisiones y negligencia que causaron la muerte de dos menores y pusieron en riesgo la salud de 11 infantes más quienes fueron hospitalizados en el municipio de Coxquihui.

En conferencia de prensa ,Manuel Huerta Ladrón de Guevara, dirigente estatal de Morena dio a conocer que la queja quedó registrada bajo el expediente HULM1710110008 y se señala como presuntos responsables al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares; al secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán; al titular de la Secretaría de Salud en Veracruz, Irán Suárez Villa y al delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), zona Veracruz-norte, Antonio Benítez Lucho.

En la descripción de los hechos "presuntamente violatorios", señaló que el 9 de octubre pobladores de Coxquihui se manifestaron para exigir al gobierno de Veracruz la presencia de médicos especialistas para atender a los menores, ya que sospechaban el brote epidemiológico del virus de leptospirosis, sin embargo, no se estaba haciendo una investigación y por eso se manifestaron pero fueron replegados mediante el uso de la fuerza pública.

El dirigente partidista comentó que acudieron a la CNDH ante la coacción del poder Ejecutivo sobre la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), debido a nuestro temor fundado de que el caso quede impune y la solicitud de intervención a la CNDH es para investigar si está o no en peligro la vida y la salud de los menores de edad, y en su caso determinar si existió negligencia o falta de sensibilidad en las autoridades estatales.

Lo importante en estos momentos, dijo es para proteger la salud y la vida de los menores, se tomen las medidas necesarias, que se evalúe si hay negligencia o no, pero sobre todo que se actúe para dar solución a un problema grave de salud en la región.

Porque no se trata de un asunto de carácter político sino de carácter humanitario, de responsabilidad del gobierno, por lo que se requiere actuar a la altura de las circunstancias que reclaman los ciudadanos.