Política

Margarita Zavala, emblema del neopanismo

octubre 12, 2017

1.- Los especialistas se han encargado de demostrar que el Partido Acción Nacional (PAN) actual dista mucho de lo que fue, ya que ha perdido sus principios de fondo. No obstante, en ambas épocas no han dejado de ser un partido de esencia oligarca, en donde todo lo ven a partir de la perversa ganancia. Y debido a sus acciones y resultados, en las dos etapas, no se sabe bien cuál gestión de las dos fue y es más peligra y nefasta para la nación mexicana.

Fue a partir de 1988 cuando en Acción Nacional se dieron las primeras fracciones partidistas de tipo vociferantes. Lo anterior, favoreció a un gran número de nuevos simpatizantes, pues antes de este periodo era realmente difícil pertenecer al partido, y menos ser militante, ya que la dirigencia no aceptaba que el partido fuera una organización política abierta. A pesar de ello, fueron los nuevos quehaceres del momento los que finalmente determinaron su derrotero.

Pero habrá que recordar cómo se fue descomponiendo el partido de tipo sinarquista*. Quizás sea Luis H. Álvarez uno de los últimos presidentes de esta organización política que resguardó la pulcritud, ya que en su periodo rechazó el financiamiento público a pesar de que la ley electoral lo permitía. Otro personaje fue Manuel J. Clouthier, empresario que logró la candidatura a la presidencia del país, consiguiendo el tercer lugar de la votación. Ante el fraude, él firmó con C. Cárdenas y Rosario Ibarra de Piedra un documento de protesta por la bribonada electoral de Salinas.

2.- Poco antes y después de tomar posición Carlos Salinas de Gortari se inició la descomposición del PAN. De esta manera Luis H. Álvarez, Diego Fernández de Cevallos, Castillo Peraza, ya como integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, primero firmaron el "Acuerdo Nacional para la Ampliación de la Vida Democrática" impuesto por Salinas. Y de inmediato decidieron aceptar por primera vez en su historia el financiamiento público que les ofreció el presidente. Por tanto es mentira lo que declaró Margarita Zavala en El Universal (06/10/17), de que cuando ella inició en el partido no había tal subsidio público. Además, Salinas les asignó un buen número de alcaldías a nivel nacional; la más recordada fue la de Carlos Medina Plascencia en León, Guanajuato, y la de San Luis Potosí con Guillermo Pizzuto.

En noviembre de 1989, precisamente el PAN y PRI (PRIAN) elaboraron una "Carta de intención, para establecer acuerdos, y elaborar la nueva legislación electoral federal", que fue aprobada en el Congreso de la Unión. Dos años después se dio la escisión entre los panistas puros y los de reciente ingreso –neopanistas–. De esta forma sale José González Torres, además de la protesta de varios militantes del partido, entre ellos Pablo Emilio Madero y Bernardo Bátiz. El reproche de ellos fue que: "El PAN era pro-Salinas y que se había transformado en una organización pro-liberal pragmática".

3.- Si bien Salinas había prometido al Senado de Estados Unidos la posibilidad de abrir al Estado mexicano para arribar a un bipartidismo, esta fue la condición para que le firmaran el Tratado de Libre Comercio, aun así la votación de los senadores fue reducida para la aceptación del acuerdo. En 1994, Ernesto Zedillo asumió la presidencia, la cual estuvo marcada por una de la crisis financiera del siglo conocida como "Efecto Tequila". Zedillo y Salinas se culparon mutuamente de la crisis. La cual se resolvió por medio de dos préstamos hechos por Estados Unidos a México por un total de 20 mil mdd, no sin antes comprometerse a realizar la alternancia de partido. Está comprobado que Acción Nacional se prestó para la creación del Fobaproa. Zedillo quebrantó al PRI y se utilizó la fuerza estatal para que Fox se beneficiara y triunfara. Así, el día de las elecciones, Zedillo a las 18 horas ya le daba el triunfo al neopanista.

4.- Desde el arribo del PAN al poder, miles de neopanistas aparecieron por todos lados, pues se abrieron oportunidades tanto para puestos burocráticos como de elección. Una vez terminado el nefasto gobierno de Fox, éste utilizó el gran poderío estatal apoyado por varios ricos mexicanos para lograr imponer al espurio Felipe Calderón. El fraude fue muy al estilo del salinismo, ahora reproducido por los neopanistas. Margarita Zavala, desde hace un año, viene imitando el esquema de su marido Felipe Calderón. Primero dividir al partido, después empoderarse y salir candidata para la presidencia. El dilema es que ese juego perverso ya lo conocen muchos panistas y no se lo están permitiendo.

*El sinarquismo es un movimiento político, social y cultural nacionalista mexicano, fundado el 23 de mayo de 1937 en León, Guanajuato, que tuvo su auge durante la primera mitad del siglo XX. Su ideología la define la Unión Nacional Sinarquista, máxima expresión del sinarquismo mexicano, como nacionalista, fascista, anticomunista, católica, popular, nacionalsindicalista y social cristiana.