Municipios

Vuelven a desalojar protesta en el túnel sumergido de Coatza; denuncian abusos

octubre 03, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- Por segunda ocasión elementos de la Fuerza Civil y de la Policía Estatal desalojaron a ciudadanos de la Villa de Allende que tenían tomado el acceso al túnel sumergido de Coatzacoalcos, que demandaban el pago de afectaciones por la construcción de esta obra.

Desde el viernes, los vecinos de la calle Jesús García exigen que la empresa aseguradora de esta obra, cumpla con los pagos por las cuarteaduras y deslaves que sufrieron sus propiedades. Los manifestantes estuvieron por varias horas bloqueando el tránsito, hacia la caseta de peaje por lo que fueron desalojados por los elementos del estado.

Este lunes, nuevamente los vecinos se manifestaron por la falta de acuerdos con las autoridades municipales y los representantes del túnel, ya que no se liberaron los pagos, como les habían prometido. "Aquí no hay ley, el viernes llegaron los policías nos desalojaron, y se llevaron a tres personas que estaban en la protesta, a las mujeres las jalonearon y las tuvieron detenidas unas horas; el alcalde Joaquín Caballero nos dijo que nos iban a pagar el miércoles y nada, ya estamos hartos de las reuniones".

Los ciudadanos recordaron que varias casas tienen afectaciones estructurales y los pagos que les han ofrecido no cubren la totalidad de los daños y en algunos casos, demandan vías de acceso a sus casas ya que fueron bloqueadas las vialidades para beneficiar la obra.

Por espacio de una hora, un reducido grupo de manifestantes cerraron con piedras y con una soga el acceso a esta vía de Comunicación y no lograron obtener un compromiso de pago. Aunque el desalojo se dio de manera pacífica, los ciudadanos indicaron que el viernes recibieron golpes y hubo detenciones arbitrarias.

El túnel sumergido de Coatzacoalcos es operado por una empresa formada por la española FCC y Grupo Carso, además del peaje de este vía recibe recursos que se captan del puente Coatzacoalcos I como una forma de pagar el financiamiento.

Esta obra fue proyectada con una inversión de 900 millones de pesos y creció en dos sexenios hasta los 5 mil millones de pesos.