Política

Exigen detener las violaciones a los derechos humanos por parte de las autoridades

octubre 01, 2017

Orizaba, Ver.- Las organizaciones sociales en la zona centro planean protestas para exigirle al gobierno federal que detenga sus acciones bélicas y violatorias a los derechos humanos; pese a las recomendaciones de organizaciones internacionales, el gobierno mexicano, desde Vicente Fox hasta el de Enrique Peña Nieto omite atenderlas y por el contrario arremete contra el activismo social en el país.

El representante del Frente Popular Revolucionario (FPR) en la zona de Orizaba, Maximino Jiménez Antonio señala que iniciaron desde este fin de semana, una serie de manifestaciones para denunciar la ola de violaciones a las garantías que el Estado mexicano aplica en contra de activistas sociales y organizaciones no gubernamentales.

"Hacemos uso, como herramienta, del derecho de manifestación. El artículo 6 de la Constitución de nuestro país, nos permite esa libertad y por eso instalamos um módulo de información donde se daremos a conocer nuestros derechos plasmados en la Constitución, como también para denunciar las múltiples violaciones a la legalidad que sobre los hombres y mujeres trabajadores de nuestra región y municipio".

Las violaciones a los derechos humanos, explica, "se convirtieron en una constante del Estado mexicano que mediante sus estructuras de control como la policía, Ejército y Marina Armada de México, embate a la población que lucha y protesta por las condiciones de pobreza en las que se encuentra la mayoría de la población".

"Para ello convocamos a todas las organizaciones a ir teniendo los puentes para que juntos celebremos este extraordinario avance de los trabajadores del mundo por construir una nueva sociedad. Hay un fantasma recorre todos nos países del mundo, es el fantasma de la liberación de la clase trabajadores, el triunfo del trabajo sobre el capital".

México, en los pasados 18 años recibió una serie de recomendaciones de organismos internacionales en donde se plantean las condiciones violatorias a las garantías de individuos. Sin embargo ninguno de los tres presidentes han acatado las recomendaciones y mucho menos han ordenado políticas con las que se reduzcan las agresiones en contra de los defensores de los derechos humanos y mucho menos de quienes son o fueron víctimas.