Municipios

Escuelas en serranía prevalecen sin laborar por presuntos daños

septiembre 29, 2017

Astacinga, Ver.- La suspensión de clases, por presuntas afectaciones y daños en escuelas de la sierra de Zongolica, empieza a extenderse. Cada vez son más los reportes tanto de padres de familia como de maestros quienes prefirieron suspender las labores académicas en tanto no haya "un dictamen profesional" que garantice la seguridad tanto de los alumnos como del personal docente.

El alcalde Saúl Salas Itehua advierte que este tipo de manifestaciones genera preocupación, "por la postura que asumen tanto padres de familia como maestros en algunas escuelas. La suspensión de labores en nada beneficia a nadie", aunque reconoce la incertidumbre por las condiciones en las que pudieran encontrarse los edificios escolares.

Esta situación se dio posterior al sismo que se registró la semana pasada, "hay reportes acerca de las condiciones de las escuelas, al parecer algunas de ellas registraron daños pero deben ser verificados"; la petición hecha por los padres de familia y maestros se centra en la evaluación de las condiciones de las aulas, pero realizada por peritos expertos y no únicamente por personal de la Secretaría de Protección Civil (SPC).

Tan sólo en este municipio, las comunidades de Huapango, Optzinga, además de otras dos más, ya se iniciaron las revisiones en las estructuras en las escuelas, e incluso, cuenta el alcalde, "a simple vista se detectan daños en su estructura, sin embargo se requiere de un dictamen técnico profesional, para conocer la situación real de las aulas".

En este lugar, ubicado en la llamada zona fría de la sierra de Zongolica, existen al menos 34 escuelas y brindan atención a los alumnos de 36 comunidades, "por eso la petición hecha por los maestros y los padres se centra en la revisión de las escuelas, le pedimos al gobierno del estado, envíe personal especializado a revisar los edificios escolares".

Por lo pronto, algunas de las escuelas, suspendieron las labores educativas, "hay temor por los sismos registrados a partir del siete de septiembre pasado y que se agudizaron en la semana pasada, por ello los padres de familia y los mismos maestros propusieron suspender las clases en tanto se realizan las verificaciones correspondientes".

En tanto el ayuntamiento ya envió un reporte además de pedir a la Secretaría de Protección Civil, se realicen las inspecciones con personal especializado en temas de estos y a partir de ello pueda determinarse las condiciones físicas de cada edificio, dar certidumbre tanto, a padres de familia, maestros y a los propios alumnos. De forma aparente los edificios no registran daños, pero sí hay incertidumbre "por ello se pide la realización de los peritajes correspondientes y con ello se dejen de lado las especulaciones en torno a estos mismos hechos" según d a conocer.

Pero las escuelas no son los únicos edificios dañados en la zona tras los sismos. Los templos católicos igual registran daños, según da a conocer el obispo Eduardo Cervantes Merino. Los daños, dijo, se registraron en tres edificios, "pero no son de riesgo. Ya se iniciaron las supervisiones en los templos que sufrieron daños en su infraestructura, Acultzingo y Maltrata en la zona mientras que Los Reyes, en la sierra de Zongolica, igual tiene daños".