Política

Crisis legislativa

septiembre 29, 2017

Enmarcada en la planeación a mediano plazo de la disputa por el poder en la que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares no ha cuidado en ocultar sus pretensiones sucesorias, la crisis en el Poder Legislativo es un claro reflejo de las tentaciones autocráticas del mandatario, que al viejo estilo, se apropió por otro periodo adicional del control del aparato legislativo y de las principales comisiones en las que se toman las decisiones más relevantes para el ejercicio gubernamental.

Los grupos legislativos del PRI, Juntos por México y Morena, cada cual por su lado, tomaron ayer la decisión de no presentarse a la quinta sesión extraordinaria dado que la consideran ilegal y violatoria de los preceptos legales y normas que rigen el funcionamiento del Congreso.

Amado Cruz Malpica, Juan Nicolás Callejas Roldán y Fernando Kuri Kuri coordinadores de los grupos legislativos mencionados explicaron que no asistieron a la sesión solemne por el Centenario de la Constitución Mexicana en protesta por las maniobras que desde hace más de 15 días se pusieron en marcha por parte del grupo mayoritario PAN-PRD y algunos aliados coyunturales como el diputado del Panal Vicente Benítez y el pevemista Francisco Martínez.

En conferencia de prensa, el diputado priísta Juan Nicolás Callejas Roldán dijo que la convocatoria fue ilegal, ya que durante la tercera sesión ordinaria de la Diputación Permanente, los diputados del PAN avalaron la integración inconstitucional de ese órgano legislativo, al contar en el mismo con cinco legisladores, lo que de ninguna manera se corresponde a la debida conformación que señala el artículo 40 de la Constitución Política del Estado. El legislador expuso que la norma constitucional invocada tiene el propósito de salvaguardar principios democráticos, al evitar que un grupo legislativo determinado tenga una sobrerrepresentación en la Diputación Permanente y, con ello, se altere la proporción que cada fuerza política tiene respecto del total de los integrantes de este Poder.

De su lado, Fernando Kuri Kuri acusó que el PAN violenta el marco normativo por mantener sobrerrepresentación y busca operar de manera unilateral el Poder Legislativo, situación que logró el pasado 19 de septiembre cuando se determinó un receso en la sesión permanente y Acción Nacional reinició la sesión llamando a un diputado adicional de su bancada, "la cual sólo puede tener cuatro diputados en sesión de conformidad con los acuerdos establecidos previamente para su integración, sin que estuvieran los diputados de Juntos por Veracruz, PRI y Morena, por lo que desconocen los acuerdos ahí tomados". Es por ello que consideró se debe de invalidar todo acto y procedimiento realizado, al ser ilegales, ya que sesionaron sin quórum a partir del fin del receso que se estableció con motivo del temblor.

Más allá de que numéricamente la coalición gobernante logre conjuntar una mayoría que le permita tomar las decisiones favorables a su línea programática, como fue la aprobación de impedir la aprobación de reforma al Código penal estatal para incrementar las causales del aborto hasta las 12 semanas de gestación –lo que de paso evitaría una segunda alerta de Género de parte de la Segob– y de prolongar un periodo más la presidencia de la Junta de Coordinación Política a manos del PAN, en el trasfondo se encuentra la determinación del mandatario de ampliar su rango de control de los poderes y concentrarlos en sus manos, por vía de terceros afines, con el propósito de darle continuidad a un proyecto familiar de control del estado.