Municipios

Llaman a cafeticultores a sopesar cultivos alternos

septiembre 26, 2017

Córdoba, Ver.- Ante las afectaciones que en su momento han dejado las plagas a cultivos de café, como la roya, productores buscar incentivar en el campesino buscar cultivos alternos a manera de minimizar estos daños, como la nuez de macadamia, que va de la mano con el café, señaló Gabriel Rivas, propietario de la finca Kassandra.

El experto en el tema señaló que a la región se comenzó a traer este producto desde principios de los años 80, aunque ha sido lento el interés de los productores por sembrar esta nuez, que abonaría mejores ingresos al productor.

En materia económica señaló que también ha ido en aumento su precio, pues hace aproximadamente tres años tenía un costo de $20 pesos el kilo, actualmente llega a los $40 pesos. El entrevistado dijo que esta administración municipal por acabar comenzó a incentivar al productor para la siembra de esta nuez, por lo que se dijo dispuesto a colaborar de manera particular junto con el productor, apoyando en actividades que van desde la capacitación.

Gabriel Rivas señaló que el uso principal de la nuez macadamia es en la repostería, aunque todavía no es popular, la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey son los principales consumidores. De todos los tipos de nuez que se producen, la macadamia ocupa apenas 2 por ciento a nivel mundial, lo que deja un margen amplio para aumentar la producción, en México ha crecido la demanda en los últimos años, señaló el entrevistado.

En algunas zonas del estado ha aumentado la producción de la macadamia, especialmente en municipios de la zona centro como Huatusco y Coscomatepec, a los que se suma Coatepec, sin embargo Huatusco es una de las zonas en donde se me comienza a apostar debido a que cuenta con las condiciones adecuadas para su producción.

Para Gabriel Rivas, todas estas características favorecen y facilitan la producción de la nuez macadamia, por lo que puede ser adoptada como un cultivo alterno al café, tomando en cuenta "que van de la mano", incluyendo en el tiempo de cosecha, pero con la bondad de ser mejor pagadas, lo que resulta un aliciente al campesino ya que resulta rentable.

Informó que al productor se le paga por kilo en cáscara hasta en $18 pesos (precio referencia), y sin cáscara desde en $35 hasta $40 pesos el kilo dependiendo de la calidad del proceso, de ahí la intención de que aumente la producción en la zona centro.