Política

Falsos pronósticos y estrés postraumático, una mezcla peligrosa para los mexicanos

septiembre 24, 2017

Orizaba, Ver.- El estrés postraumático es lo que ahora ahoga a la mayoría de los mexicanos tras la repetición constante de sismos en diversas regiones del país, pero si no hay atención profesional el riesgo puede ir desde infartos al miocardio o accidentes cerebrovasculares e incluso la muerte.

La falsedad de noticias en redes sociales igual contribuye al crecimiento de casos como estos en una sociedad que cada vez está más abatida en sus emociones. El origen de este tipo de problemas emocionales, señala la psicóloga Silvia Angélica Tinoco Madrid, "es la creación de sentimientos confusos sobre todo en qué va a pasar en lo futuro. Las características de este fenómeno no sólo son emocionales, sino incluso nos pueden crear problemas corporales".

El estrés postraumático, señala, se manifiesta por tener tres características, primero las personas, que empiezan a tener estos síntomas, están complejamente hipersensibles a los estímulos que hay en el entorno, "sentimos que las cosas se mueven o sensaciones de mareos y cada movimiento, en nuestro entorno nos causa una impresión enorme.

"Otra de las características es una ansiedad exacerbada, que igual se refleja en síntomas físicos como la rigidez muscular, dolor de cabeza, insomnio. Ello nos lleva a tener problemas incluso de cambios de conducta, tenemos un estado de suma irritabilidad, entramos en la ansiedad de no saber qué va a pasar y esta angustia aumenta cada momentos; los ataques de ira son otras de las características o bien se puede reflejar en crisis de llanto o una fuerte depresión posterior a los acontecimientos.

"Igual experimentamos sentimientos de un desolación absoluta y constante, que nos llena la mente de pensamientos que en cualquier momento de nuevo va a temblar, pero por las mismas condiciones en las que nos encontramos no podemos hacer nada, estamos verdaderamente atados y lo peor es que no tomamos precauciones".

Este problema avanza y por ello hace falta darle rienda suelta a las emociones sin detenerse, "si necesitamos llorar debemos hacerlo, si necesitamos hablar igual lo debemos hacer; en todo estos escenarios –precisa– los niños son los que más sufren porque son los que menos respuestas tienen".

Pero en el caso de México, las redes sociales han contribuido y en mucho a generar pánico, éste va en aumento por las falsas noticias que se manejan en las redes sociales, además del constante manejo mediático que se le da al asunto.

Los riesgos para aquellas personas que están en crisis, son primero acrecentar el nivel de estrés, por una reacción al miedo, pero además se puede llegar al registro de infartos al miocardio o bien accidentes cerebrovasculares; y en el peor de los casos, la muerte.

"Para atenderlos hay una serie de estrategias profesionales que van desde escuchar música suave que nos llene de alegría o que nos recuerde momentos agradables; el hablar con los amigos para sacar todo lo que tenemos, pero lo mejor que se puede hacer es tomar distancia de noticias que estén relacionadas con el tema".

La práctica de actividades físicas para alejarnos de las noticias así como técnicas de relajación son otras de las formas con las que podemos evitar problemas mayores, "sin embargo, lo más importante es que debemos entender que lo que pasa en nuestro país son fenómenos de la naturaleza, que primero no se pueden controlar, pero además no creer en aquellas falsas predicciones que lo único que generan es pánico".