Sociedad y Justicia

Temor e ignorancia contribuyen a que VIH se propague; población no se practica pruebas

septiembre 21, 2017

Orizaba, Ver.- El temor a saberse portador del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) provoca que la enfermedad crezca y los pacientes pierdan la oportunidad de someterse al tratamiento y a tener una mejor calidad de vida. El problema del contagio de VIH-sida, opina Hugo Martínez Badillo, secretario del colectivo lésbico-gay Igualdad, tiene diferentes vertientes, pero muchas de ellas se encaminan a la discriminación que existe en la sociedad y que se extiende incluso al propio hogar.

Debido a esta discriminación causa hay una disminución en los intentos por practicarse estudios clínicos o pruebas rápidas para detectar un posible contagio. Esta indiferencia se mostró en el pasado pruebathon que este colectivo organizó de manera gratuita en la ciudad de Orizaba.

"Hay personas que todavía temen hacerse la prueba de VIH, persisten muchas ideas en la mente del mexicano que lo limita en el tema de la prevención. La gente tiene miedo por ignorancia; cierto, hay quienes llegan con la plena intención, pero otros tiene mucho miedo. Hay difusión sobre la enfermedad".

El problema se agrava "porque estamos acostumbrados a abordar temas de salud más por el aspecto curativo que de lo preventivo. Hay otros casos en donde igual se corren riesgos elevados como lo son aquellos que se escudan en que no son propensos a la enfermedad, cuando sabemos que todos estamos expuestos a contagiarnos, más si no tomamos medidas preventivas".

Aun cuando tenemos información "muchos pensamos que hechos como estos nunca nos van a pasar, que nunca nos vamos a contagiar de VIH y ésos son los casos más preocupantes, porque puede ser que al no tomar medidas preventivas y además negarnos a realizar los estudios correspondientes, complicamos la detección de más casos, hay quien pudiera estar contagiado pero por no hacerse los estudios correspondientes no lo sabe".

Por eso es importante vencer el miedo, "sobre todo para garantizar la salud de cada uno de nosotros. Si se acude a las pruebas rápidas se puede determinar la salud de cada uno de ellos, hay que vencer el miedo para con ello poder tener una certeza del avance o control de la enfermedad".

Esta agrupación, el pasado fin de semana aplicó las llamadas pruebas rápidas y aunque hubo una buena participación, "pensamos que aún sigue el temor a realizarse la misma prueba, por eso insistimos en que debe haber convencimiento de la población para someterse a los exámenes, esperemos que en las siguientes ocasiones que se realicen las pruebas haya más participación y con ello se detecten a los probables portadores para que a partir de ahí se inicien los protocolos correspondientes".