Sociedad y Justicia

Prevén pobreza en nuevas generaciones por falta de derecho a pensiones: CNTE

septiembre 20, 2017

Orizaba, Ver.- La probable cancelación de pensiones para trabajadores actualmente en activo, va agravar las estadísticas de pobreza en futuras generaciones de personas de la tercera edad. Se calcula que el 60 por ciento de los trabajadores, en este momento, no tienen acceso a la seguridad social "y con ello cancelan la posibilidad de una pensión al momento del retiro laboral", advierte Ramón Tepole, vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El futuro para las nuevas generaciones de trabajadores no es nada alentador, pues, dice, según el estudio "México, país de pobres, no de clases medias" por lo menos seis de cada diez trabajadores no tendrán derecho a pensionarse al término de su vida laboral, da a conocer.

El problema principal, señala, "se desprende del hecho de que la clase patronal no asegura a su trabajadores, les niega el acceso a la seguridad social y con ello se cierran los espacios a que al final de la vida laboral tengan una pensión que les permita tener una vida digna al retiro".

Los datos, agrega, "nos indican que por lo menos el 60 por ciento de los trabajadores en activo no tienen seguridad social. Unos por formar parte de la informalidad y otros porque sus contratos se hacen a través de empresas outsourcing que tampoco les proporcionan la seguridad social".

Pero el problema se agrava aún más porque además de no tener acceso a la seguridad social, "igual se les niega el derecho a vivienda y salud entre otros más". Si nos vamos a las cifras, señala, "sólo el 40 por ciento de los trabajadores en el país son los que tiene acceso, lo que significa que son más los que están en condiciones bastante graves".

Estas condiciones nos indican que el gobierno federal arreció su política agresiva, "pero especialmente en contra de los trabajadores. Con ello se deja en claro que los más afectados son los mismos obreros, la clase trabajadora. Este mismo estudio señala que a inicios de la década de los noventa, casi el 6 por ciento de los trabajadores del estado tenían acceso a la seguridad social en instituciones públicas y con ello aseguraban su pensión y el servicio médico, algo que ahora ya no ocurre".

Hoy este problema es uno de los tantos que afrontan los mismos trabajadores, "la mayoría de ellos dejaron de tener acceso a la seguridad social Incluso, más de la mitad están en situación de pobreza. Todo esto obliga a que el estado haga una rectificación de sus políticas para poder atender este problema de lo contrario los problemas se agravarían de forma terrible".

La política privatizadora del gobierno federal, según señala, "no han dado los resultados que ofrecieron. Se hablaba de una estabilidad económica, la que al final no sucedió sino por el contrario cada vez son más graves los problemas que se tienen especialmente entre la clase trabajadora. Hoy el gobierno federal se empeñó en construir un futuro desalentador para los mismos obreros del país que se complica mucho más con la cancelación del sistema de pensiones para las siguientes generaciones. Es un golpe muy duro para la clase obrera, pero en especial para aquellos que aún están en activo.