Política

Impresiones de una Cámara

septiembre 18, 2017

◗ La inseguridad auspiciada

No se trata sólo de resolver la inseguridad con una policía municipal, metropolitana, con mando único o mixto, o de policías federales o fuerza armada en las calles. El problema de la inseguridad tiene causas, circunstancias que la atizan y acciones que la anidan o de plano la auspician.

Las causas

En Veracruz somos 8 millones 156 mil 841 personas, de las cuales 4 millones 141 mil 800 están en la pobreza. Y si eso no fuera grave, basta analizar cuántas personas están en la desesperación por conseguir de comer cada día. La cifra es más que alarmante: son 2 millones 218 mil 900 veracruzanos en carencia alimentaria.

Aunque la alerta por la situación que guardan dos millones de personas, hay mayor desesperanza: 2 millones 892 mil 731 personas mayores de 16 años están desempleadas o no tienen actividad económica registrada. El IMSS reportó que en Veracruz este mayo pasado se generaron menos empleos formales de los que se perdieron, es decir, es como si no se hubiera creado ningún empleo (la tasa indica que se perdió 0.1% de trabajos).

Analizando estas dos cifras: 2 millones sin alimento suficiente para el día y los 2 millones 900 mil desempleados, y sin generación de ningún empleo formal, la posibilidad que tienen quienes no tienen de qué comer de buscar su sustento mediante un trabajo es prácticamente nula. Es decir, hay cientos de miles de veracruzanos desesperados por conseguir alimento y aunque lo deseen no lo van a encontrar trabajando.

Cierre de empresas

Una sociedad empobrecida al nivel que se presenta en Veracruz, representa un problema para las micro y pequeñas empresas: no tienen consumidores y la economía local debe contraerse. En el mediano plazo no podrán sobrevivir y entonces cerrarán. El desempleo por lo tanto tiende a crecer en estas condiciones y pocos empresarios se aventurarán a invertir. En México 80% de empresas de nueva creación cierran en un lapso máximo de 5 años y en Veracruz en lo que va de este año ya cerró 30%.

Por si eso fuera poco, los empresarios veracruzanos han sido abandonados a su suerte. Los honestos que creyeron que prestando un servicio al gobierno podrían superar la difícil situación económica, fueron juzgados por igual que aquellas empresas fantasmas utilizadas por funcionarios corruptos y no les serán pagados sus servicios. Y los negocios establecidos con otros giros enfrentan el cobro de piso de grupos delincuenciales. Es ahora muy común escuchar a empresarios que prefirieron cerrar por motivos de inseguridad en el estado.

El resto de las empresas establecidas forman parte de esa cifra que se mantiene sobreviviendo a una reforma fiscal que las tiene maniatadas para crecer o superar la crisis sin contraerse.

Auspicio de bandas delincuentes

A todo lo anterior hay que agregar que muchos gobernantes han utilizado pactos con grupos delincuenciales para allegarse del triunfo electoral. En Veracruz ese tema no es extraño.

Policía municipal, metropolitana o mando único

Por lo tanto, el abordar el problema de la inseguridad culpando a la estructura de como se organiza una policía es querer ignorar el tema de fondo o se trata de engañar porque en realidad no se pretende resolverlo, sino sólo montar un engaño. Yunes prefirió "el show" de las policías metropolitanas al igual que Duarte el de "la Fuerza Civil" para finalmente dejar pasar la insoportable situación de inseguridad que nos azota.

Aunado a ello, está su ambiciosa forma de hacerse de más recursos para sus intereses electoreros.