Política

Crisis en el Congreso Estatal de Veracruz

septiembre 17, 2017

La entidad veracruzana vive una grave crisis social, económica y política. Las cifras sobre crecimiento económico, pobreza y distribución del ingreso y la disociación entre representantes y representados, así lo constatan. A estas crisis se le adiciona el conflicto entre las bancadas del PRI, Morena y Juntos por Veracruz y el PAN por la titularidad de la presidencia la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la LXIV Legislatura del Estado de Veracruz.

El viernes 8 de septiembre las bancadas del PRI, Morena y Juntos por Veracruz, desconocieron a Sergio Hernández como presidente de la Jucopo. El punto nodal del desconocimiento se refiere a su permanencia al frente de este organismo legislativo; por lo cual, los líderes de las bancadas denunciaron que mediante actitudes golpistas el Ejecutivo estatal pretende quedarse al frente del órgano de gobierno del Congreso del Estado.

Para escrudiñar de dónde procede la ilegalidad de tal acto, recurramos a lo que establece el artículo 31 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave; este artículo, en sus párrafos segundo y tercero establece lo siguiente: "El coordinador del grupo legislativo que cuente con la mayoría absoluta de diputados en el Congreso será el presidente de la Junta por toda la Legislatura.

Si ningún grupo tuviere la mayoría absoluta de diputados, la presidencia de la Junta será ocupada por toda la Legislatura por el coordinador del que cuente con la mayoría relativa, siempre que el número de diputados de ese Grupo sea superior a veinte. En caso de que dos grupos legislativos se encontraren en el supuesto descrito, sus coordinadores presidirán la Junta, por plazos equivalentes, en el orden que ellos acuerden".

El contenido de estos párrafos establecen lo siguiente: 1) El grupo legislativo que cuente con la mayoría absoluta de diputados en el Congreso será el presidente de la Junta por los dos años de la Legislatura; 2) Al no existir mayoría absoluta, la presidencia la ocupará el grupo legislativo que cuente con mayoría relativa, siempre y cuando tenga 21 diputados y 3) En el caso que el anterior supuesto no se acredite, los coordinadores de las bancadas presidirán la Junta en el orden y los plazos que acuerden.

La LXIV Legislatura quedó integrada de la siguiente manera: 16 curules para el PAN; 13 para Morena; 10 para el PRI; 5 para el PRD; 3 para el PVEM; 2 AVE y uno Nueva Alianza. En este caso no se acreditaban los supuestos 1 y 2. El punto siguiente se refiere al acuerdo asumido y firmado por las diferentes bancadas; el PAN asumiría la presidencia de la Jucopo por 10 meses, Morena lo haría por 8 meses y el PRI por 6 meses.

El 8 de septiembre le correspondía asumir la presidencia de la Junta al grupo legislativo de Morena, sin embargo, los legisladores del PAN declararon que les correspondía la presidencia durante los dos años de la LXIV Legislatura debido a que con la reciente incorporación de Basilio Picazo y Regina Vázquez Saut su grupo legislativo se integraba por 21 diputados. Efectivamente, ahora tenían mayoría relativa y contaban con más de 20 diputados, con lo cual-supuestamente- les correspondería asumir la presidencia de la Junta durante todo el período. Sin embargo, en el último párrafo del artículo 31 de la citada ley se observa lo siguiente:

"Para los efectos de la instalación de la Junta y la determinación de su presidente, el número de diputados integrantes de los grupos legislativos se computará con base en el que corresponda exclusivamente a cada partido al momento de iniciar sus funciones la Legislatura, sin incluir a diputados provenientes de otros partidos, aunque hubieren renunciado a éstos de manera previa (…)".

Si el PAN cuenta con mayoría relativa y su bancada se integra por 21 diputados, ¿por qué se encuentra impedido para asumir la presidencia de la Junta durante el tiempo que le resta a la LXIV Legislatura? La ley establece lo siguiente: 1) la determinación de la presidencia de la Junta, así como el tiempo que corresponda a cada bancada se determinan en la instalación de este órgano colegiado; 2) en el cómputo de los diputados que corresponden a cada partido se cuentan como válidos aquéllos que corresponda exclusivamente a cada partido al momento de iniciar sus funciones la Legislatura, sin incluir a diputados provenientes de otros partidos. En este caso, el PAN solo tiene 16 diputados que iniciaron sus funciones en la bancada e incorporó 5 diputados de otras bancadas, los cuáles no cuentan para determinar la presidencia de la Junta.

Los líderes de las bancadas que califican como espuria la presidencia de la Junta a cargo de Sergio Hernández, presumen que el ejecutivo estatal utilizó los mecanismos a su alcance para presionar a los diputados a que se afiliaran a su bancada. Este tipo de proceder se ha desarrollado a lo largo del tiempo que tiene de instalada la LXIV Legislatura. Al paso que vamos, solo existirán dos bancadas, el PAN y Morena.

Algunos medios trataron con frivolidad estos acontecimientos; sin embargo, resulta de enorme trascendencia para la vida democrática de la entidad, debido a que, vulnera el equilibrio de poderes; viola los principios fundamentales del Estado de Derecho y atenta contra los derechos de los ciudadanos que sufragaron por un partido y una plataforma de gobierno. En términos generales, reproduce la forma en que se conducía el poder Legislativo en los tiempos de Duarte.

Esta crisis de legitimidad de los órganos de poder legislativo la pretenden resolver en el pleno mediante el voto de la mayoría. Esta comparsa de democracia complicaría más las cosas. Señores legisladores, la legitimidad se gana torciendo la ley, se gana respetando y haciendo respetar las leyes que ustedes "elaboran" y aprueban ■

Más notas de Arturo Méndez Montero