Política

Barandal

septiembre 15, 2017

◗ Se rompió la cuerda…

◗ Otro senador contra el góber

◗ Presunto desvío del erario

ESCALERAS: La cuerda entre los Yunes se ha roto. Ya estaba entre los Yunes Linares y Yunes Landa. Ahora, Yunes Zorrilla "ha tirado su espada en prenda". Y se ha ido a la yugular. En Coatzacoalcos lo dijo sin rodeos: "El gobierno de Veracruz podría estar desviando recursos de origen federal".

Igual, por ejemplo, que en el sexenio anterior. El senador originario de Perote, y cuya padre, don José Yunes Suárez, mantiene amistad inalterable con Miguel Ángel Yunes Linares, había lanzado el primer rafagueo la semana anterior, cuando se trenzara en un duelo verbal con el secretario de Finanzas y Planeación, Guillermo Moreno Chazzarini, y en donde éste último contestó con insultos y agravios en vez de argumentos.

El señalamiento es grave. Ya se verá si se traduce en una denuncia penal, pues con la simple exposición mediática nada se arregla. Incluso, a veces, ni siquiera posicionamiento electoral pues la estrategia está demasiado trillada.

El senador, como presidente de la Comisión de Hacienda del Senado de la República y amigo desde el tiempo estudiantil del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y también de su antecesor, Luis Videgaray Caso, ahora titular de Relaciones Exteriores, tendrá de su lado todos los caminos para averiguar y detallar su denuncia.

Aun cuando, al mismo tiempo, quizá ya tuviera "más que los pelos de la burra en la mano, la burra completa". Por eso mismo, la semana anterior habló de que la llamada "Operación licuadora" y hasta el jineteo bursátil se están reproduciendo en la yunicidad azul de igual manera como en el duartazgo.

"Podrían, dijo Yunes Zorrilla, estarse desviando recursos federales". Podría, responde de entrada, al viejo proverbio ranchero de que "tú intriga y habla mal… que algo queda".

Pero como el senador es un político serio, pero más, mucho más, honesto, honesto "a prueba de bomba" a quien nadie puede recriminar un desvío de recursos oficiales ni tampoco tráficos de influencias ni negocios al cobijo del poder, entonces, su voz está llena de autoridad moral.

PASAMANOS: La semana anterior el senador puso "el dedo en la llaga purulenta". Por ejemplo, preguntó al góber azul y a Sefiplan sobre el destino de los ocho mil 500 millones de pesos federales en los bancos, de tal manera que fueran detalladas cuenta por cuenta, y en ningún momento, en una simple hojita Excel que nada significa.

Por eso, en Coatzacoalcos lo dijo así: "No respondieron. Y eso implica, hay que decirlo de nueva cuenta, la posibilidad de que se esté incurriendo en prácticas de antaño, en desvío de recursos".

Los recursos oficiales, pues, han de ser transparentados siempre, de manera inalterable, y más con tantas acusaciones de pillerías en contra de Javier Duarte, y más cuando otros dieciséis ex gobernadores del país están en la picota, acusados todos de enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada y lavado de dinero otros más, en tanto unos están presos, otros prófugos y otros indiciados.

Y más, porque cuando está de por medio el Sistema Nacional Anticorrupción. Y más, cuando todos los políticos sin excepción se declaran funcionarios públicos honestos y probos y que en todo caso, tal nada significa en un país en los primeros lugares mundiales de corrupción política.

Y en un continente, el latinoamericano, donde los políticos ocupan el último lugar junto con los policías en el campeonato de deshonestidad. Ahora sólo se espera, y a tono con su filosofía política, que el senador siga la pista al destino del dinero oficial, tanto federal como estatal, en Veracruz, pues de lo contrario, todo quedaría reducido al espacio discursivo y mediático.

CASCAJO: Pepe Yunes sólo ha pedido al bienio azul lo mismito que espera la mitad de la población y la otra mitad, y más, luego del huracán llamado Javier Duarte, como es la rendición de cuentas, y que de igual manera, siempre exigiera al más famoso político preso en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México.

"Que nos den la tranquilidad a todos de que no se están desviando recursos federales para sufragar el déficit". Y si hay déficit… "que nos digan cómo lo están financiando". Si la yunicidad azul dice que los recursos federales "están en cuentas"… que lo demuestren. Y si han sido canalizados para desarrollo social e infraestructura carretera… que lo precisen con hechos y resultados.

"El gran tema es si de verdad esos recursos están aplicados y por qué están en bancos", dijo Pepe Yunes en Coatzacoalcos, y en una sola cuenta cuando cada rubro social ha de tener su cuenta aparte. Así, y dados los genes y las vísceras del gobernador, Yunes Zorrilla ya sacó boleto igual que Yunes Landa. Y la guerra está recrudecida, abierta, con rudeza, de cara a la elección de gobernador el año entrante, en que dos Yunes (quizá tres, uno como candidato independiente) han de figurar en la boleta electoral.