Municipios

Niega alcalde de Coatza desatención a la población damnificada por el terremoto

septiembre 14, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- El gobierno municipal no ha sido notificado si fue incluido en la Declaratoria de Emergencia que pidió el gobierno del estado para más de 200 municipios pero levanta un padrón para que los afectados puedan acceder a los apoyos, confirmó el alcalde de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero Rosiñol.

En entrevista dijo que el gobierno municipal evalúan puntualmente los daños en varias colonias del poniente y en sólo 50 viviendas las estructuras fueran dañadas por completo por el sismo, lo que pone en riesgo la integridad de sus habitantes.

Dijo que todos los días, el personal de Obras Públicas y Protección Civil recorren las zonas afectadas, pero no han hablado con todas las familias, ya que algunas dejaron sus hogares y se trasladaron con familiares.

Rechazó que haya desatención por parte de las autoridades, luego de que un grupo de habitantes de la colonia San Silverio se manifestaron en los bajos del palacio municipal pidiendo material de relleno y de construcción para apuntalar bardas y algunas paredes. Las colonias que podrían entrar en esa declaratoria son San Silverio, Peloteros, y 24 de Octubre.

Por su parte, Mirna García Ávalos, regidora con la comisión de Educación, dio a conocer que Espacios Educativos de la Secretaria de Educación de Veracruz evaluará los daños que dejó el sismo en la escuela primaria "Adolfo Ruiz Cortines" y el Colegio de Bachilleres Técnico, Industrial y de Servicios (CBTIS) número 85.

En el caso de la primaria, dijo que los padres de familia han solicitado la reconstrucción del plantel educativo, lo cual tendrá que ser aprobado por la dependencia.

Expuso que los padres rechazaron las aulas móviles que les ofreció el gobierno municipal, y se les hizo la propuesta de utilizar la biblioteca el tiempo que lo requieran, donde los niños toman clases. En el caso del temblor en la escuela CBTIS 85, la barda perimetral sufrio severos daños y una parte de los talleres, pero no existe riesgo para los jóvenes que asisten a tomar sus clases.