Municipios

Comunidades del sur, sin agua por sílice derramado

septiembre 13, 2017

San Juan Evangelistas, Ver.- Seis comunidades de San Juan Evangelista y Acayucan se encuentran sin suministro de agua, ya que los sedimentos de la planta de "Sílice del Istmo", se derramaron sobre el arroyo Chapopoapan debido a una fractura en la presa de contención que se generó por el sismo de 8.2 del pasado 7 de septiembre.

Los representantes de las comunidades de la Cerquilla, Aguacatal, Rancho Nuevo, Cascajal, Cascajalito y la Jimba, en el municipio de Sayula de Alemán y La Peña en Acayucan, denunciaron el accidente que se presentó el pasado 7 de septiembre.

El derrame de sedimentos de arena sílice que produce esta planta, inundó por varios días el río Chapopoapan y se ha convertido en un lodo muy pesado por donde no puede circular el agua del arroyo.

Esto ha generado que se corte el suministro de agua potable hacia las comunidades afectando a más de cinco mil familias que se encuentran arroyo abajo.

Nicolás Antonio Mateo, uno de los representantes, dijo que esta agua se utiliza para el consumo de las familias de las comunidades y las actividades agrícolas, por eso es un afluente muy importante para esa región.

Señaló que la empresa no ha realizado ningún trabajo para frenar el derrame de residuos y tampoco ha iniciado las labores de limpieza, lo que les preocupa pues sólo contarán con un pozo profundo para abastecerlos a todos.

Reconocieron que el terremoto generó la contingencia, sellando el afluente, pero la empresa no se ha hecho responsable de los daños ecológicos y tampoco ha restablecido el paso del agua.

Los representantes ejidales recordaron que en 1995, cuando se estableció la empresa en la zona, firmaron un convenio con ellos, donde se comprometía a no usar el agua del afluente para sus actividades, además de no generar afectaciones ecológicas.

"Ellos debían construir tres pozos profundos para sus actividades, eso estaba en el proyecto y además una zona de contención que evitará que el agua usada y con sedimentos fuera a parar al arroyo".

Los habitantes de estas seis comunidades notificaron a las autoridades del municipio, del estado y de la Federación, puesto que para ellos representa una situación de emergencia.