Política

Veracruz, el primer estado en licitar su deuda pública

septiembre 11, 2017

Veracruz será la primera entidad que licite su deuda pública, como consecuencia de la nueva ley de Disciplina Financiera, que obliga a los gobiernos a buscar mejores opciones de contratación.

El economista de la Universidad Veracruzana (UV), Hilario Barcelata Chávez, recordó que en otro momento los gobiernos contrataban los préstamos de manera unilateral, sin analizar el impacto del servicio de la deuda.

"Eso generó abusos en términos que algunos funcionarios, abusando de su cargo, contrataban con bancos que les iban a generar un beneficio personal aunque para el estado fuera un perjuicio, porque las tasas de interés eran muy elevadas".

Hay que recordar que este martes se publicarán las bases de la licitación para la venta de la deuda del Estado por hasta 38 mil millones de pesos, que permitirá pagar algunos créditos bancarios que generan servicios de deuda anual por más de 6 mil millones de pesos.

En ese sentido, el economista consideró que lo importante en este momento es bajar las tasas de interés que se pagan, y que superan el 11 por ciento, pues eso tendrá un impacto a la baja en el servicio de la deuda.

"Es muy conveniente que se pueda reestructurar la deuda mediante una licitación, porque eso implica una competencia y la posibilidad de que el gobierno pueda elegir entre las mejores opciones ofrecidas".

De esa manera, se podrá tener un ahorro financiero al contratar nuevos créditos con un menor rédito y poder liquidar lo que ya se debe a los bancos y que se contrataron a un interés más alto, pues esas condiciones generan una presión a las finanzas del estado, al retener un gran porcentaje de las participaciones federales.

"No se pueden comprometer a un nivel que van a dejar sin recursos al estado" comentó y señaló que la única manera de resolver la situación financiera que se padece es renegociar lo que se debe.

Se dijo optimista que el año que entra el gobierno tendrá mayor margen de maniobra, pues se van a liberar las participaciones que se usan para el pago de interés, y estará en posibilidad de destinar esos fondos a otras acciones de gobierno.

Reconoció que la mala calificación crediticia del gobierno podría complicar la negociación, de ahí que se implementó la creación del fideicomiso sin estructura que permitirá hacer más transparente la operación financiera.