Política

EPN: México tiene rumbo

septiembre 09, 2017

El día primero de septiembre del año en curso, el subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Secretaría de Gobernación entregó el Quinto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Al siguiente día, el mandatario gubernamental dirigió un mensaje a la nación. El contenido del mensaje lo ubicó en el entorno de la sucesión presidencial. Su mensaje lo desarrolló contrastando los logros obtenidos por su gestión gubernamental respecto a las administraciones presidenciables que le precedieron; así mismo, alertó a la población sobre los peligros que implica la pérdida de los logros obtenidos si eligen a un candidato diferente en las próximas elecciones.

El discurso lo articuló a partir de los logros obtenidos en los cinco años de administración, así como los retos que enfrenta la nación. En su narración destaca que el proceso de transformación tuvo que enfrentar un contexto adverso tanto a nivel internacional como nacional. Además mencionó que aun cuando los retos persisten en todos los ámbitos, se ha logrado sentar las bases de un mejor país. A continuación se revisarán las siguientes estrategias del plan de gobierno de Enrique Peña Nieto (EPN): México en Paz, México incluyente y México próspero.

Entre algunos de los logros obtenidos en la lucha por un México en Paz mencionó los siguientes: a) los golpes asestados a las principales organizaciones criminales del país, lo que ha permitido la neutralización de 107 de los 122 delincuentes más peligrosos; b) la reducción de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, al pasar de 22.2 a 17.2 durante 2012-2015 y c) la presentación de dos iniciativas importantes; una, en materia de combate a la tortura y, la otra, contra la desaparición de personas. Este México en Paz que describe es un México violento. Durante el gobierno de Peña Nieto –según el Semanario Zeta- se han ejecutado 104 mil 602 personas; cifra que representa el 25 por ciento del total de los homicidios registrados desde 1990 a 2016 (Inegi). En este sentido, la calificación nacional de la paz –Índice de Paz México 2017– se deterioró en 2016, por el incremento en homicidios. Para IGI-MEX 2016, la impunidad en México fomenta la corrupción, acrecienta la inseguridad y genera más violencia.

Entre los logros del México Incluyente, EPN se refirió: a) el descenso en el porcentaje de mexicanos en condición de pobreza, al pasar de 45.5%, a finales del gobierno de Felipe Calderón a 43.6% en 2016; b) la reducción de 2 millones de personas en situación de pobreza extrema entre 2014 y 2016; c) la disminución de la pobreza multidimensional; es decir, se han combatido las carencias sociales y se ha aumentado el ingreso de las familias y d) la incorporación de 7.5 millones de derechohabientes al seguro popular, llegando a un total de 65 millones de personas que disponen de este seguro. Sin embargo, el México excluyente no desaparece con el maquillaje de las cifras sobre pobreza. En el contexto de los comicios el gobierno cambio de metodología del cálculo de la pobreza con la finalidad de incluir entre sus logros la reducción de la pobreza. Además de un México pobre, se tiene un México desigual, donde el 30% de los hogares más ricos concentran el 63.3% de los ingresos totales, y el 30% de los hogares más pobres sólo participan con el 9% de los ingresos totales.

En materia de México Prospero destacó lo siguiente: a) Estabilidad macroeconómica; b) el crecimiento económico en los cinco años de su gestión; c) la generación de más de 3 millones de empleos formales y d) la despetrolización de las finanzas públicas. Sin embargo, el México próspero es un México con tasas de crecimiento reducidas cuyos beneficios se han concentrado en la clase en el poder. Un México sin fuentes suficientes de empleo que obliga a los ciudadanos a enrolarse en actividades informales, así como a la emigración y, en el peor de los casos, a incorporarse en las filas de la criminalidad. Un México que ha privilegiado el mercado externo; un México que se encuentra en dificultades para detonar el mercado interno debido a la precariedad en la que viven el grueso de los trabajadores.

Peña Nieto argumentó que hace cinco años los mexicanos decidieron el cambio de rumbo. No, señor Presidente, el cambio de rumbo se decidió a principios de la década de los 80 con la adopción del modelo neoliberal. El modelo económico desarrollado por los presidentes surgidos de las filas del PRI y del PAN ha privilegiado los intereses de la clase capitalista a costa de la pauperización de la clase trabajadora. En contraste con los logros que destaca Peña Nieto se tiene un México asolado por las organizaciones criminales; un México pobre y altamente desigual; un México que no encuentra la senda de crecimiento económico prometida; un México con cuestionada calidad educativa y un México con altos niveles de dependencia de Estados Unidos en diversos órdenes de la vida social, económica y política.

El México que describe Peña Nieto es semejante al México que concebía Salinas de Gortari. Según ellos, no tenemos de qué preocuparnos, debido a que México está a unos pasos de incorporarse a las filas de los países desarrollados.