Política

Uso de FISM para proyectos rezagados no viola ley si son contra pobreza: Orfis

septiembre 06, 2017

El auditor superior del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, advirtió que es responsabilidad de los ayuntamientos el uso de los recursos del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) de 2017 para obras inconclusas del año pasado.

Y es que dijo que si bien el acuerdo aprobado por los legisladores no viola la ley, sí existen requisitos para que los ayuntamientos puedan acceder a este mecanismo y que sólo se pueden usar para el combate a la pobreza y el resto social, pues de lo contrario habrá consecuencias para las autoridades municipales.

"Todos los ayuntamientos deben aplicar el FISM para sus lineamientos, que son el abatir el rezago social y la pobreza extrema, lo fiscalizaremos y de no ser así, entonces actuaremos en consecuencia". Detalló que el Congreso local estableció que los ayuntamientos podrían usar el FISM de este año en obras que no se iniciaron y no se ejerció el recurso, así como en obras iniciadas pero inconclusas y que debían ser finiquitadas, además de aquellas obras pagadas total o parcialmente que requieren más recursos.

"Los requisitos son que todos debe contar con registro contable; es decir, las cuentas por cobrar y las cuentas por pagar. Todos los expedientes de obra pública deben estar integrados como estimaciones, generaciones de obra, fianzas, finiquitos y fotografías".

Además, el auditor superior dijo que todo debe estar integrado en un expediente que debe verificar el Control Interno de cada ayuntamiento. En ese sentido, dijo desconocer el documento de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, en la que se acusa a los legisladores locales de extralimitar sus funciones al aprobar este mecanismo, pero insistió en que las reglas son claras.

"Siempre y cuando estén destinados para lo que son, abatir la pobreza y el rezago social no (habrá problema) los recursos tiene un fin y eso fue lo que el Congreso aprobó". Destacó que hasta ahora 79 municipios han notificado el uso del FISM de 2017 para obras pendientes, pero 23 no han hecho uso de ellos y sólo 53 han aplicado el recurso.

Sobre la fiscalización de los recursos y bienes que se han reintegrado al estado y que habían sido desviados en la pasada administración, Portilla Vázquez señaló que será materia de revisión en la cuenta pública de 2017.

"Analizaremos ese punto y otros más. El Orfis está trabajando en tres momentos, en la cuenta pública 2015 y las denuncias que de presentaron, cerrando la cuenta pública 2016 y haciendo la planeación de la cuenta pública 2017".