Política

Estabilidad y crecimiento en el país, para unas cuantas familias: Antac

septiembre 03, 2017

Orizaba, Ver.- A Enrique Peña Nieto le bastaron cinco años para terminar de sumir en la mediocridad y la incertidumbre al país. El crecimiento de la delincuencia organizada, corrupción, impunidad, pero sobre todo del desempleo, inhibió el crecimiento prometido. Hoy, México, dice David Estévez Gamboa, se debate en el hartazgo social que amenaza con provocar mayores brotes de desobediencia civil.

Mientras el presidente de la República este sábado presumió de la transformación del país, Estévez Gamboa, dirigente nacional de la Asociacion Nacional Transportistas (Antac), rechaza que México haya entrado en la transformación real. "Peña miente, es un mitómano. La nación se encuentra cada vez más empobrecida.

"No se necesitan grandes estudios –señala– para darnos cuenta de las condiciones en las que se encuentra el país. Grandes problemas de inseguridad. Crecimiento de la delincuencia organizada, casos de corrupción que transitan por la impunidad y un crecimiento desmedido de la riqueza, pero únicamente entre unos cuantos, mientras que el resto de la población nos sumimos cada vez más en los problemas que inhiben el crecimiento de la nación.

"Peña Nieto habló de grandes resultados con las reformas estructurales pero lo único que vemos es el fracaso de las políticas públicas. Los datos que hace apenas unos días nos dio el Coneval nos indican que hay crecimiento en los índices de pobreza. Eso quiere decir que hay un fracaso total. Tan solo hay que ver los índices de desempleo que se registran, cada vez son menos las personas que tienen empleo y eso se traduce en pobreza.

"Pero la pobreza extrema ya no es exclusiva de las regiones indígenas del país, sino incluso alcanzó a las zonas urbanas, cada vez es más notorio ver como se han formado los cinturones de miseria en las grandes ciudades. Hay municipios del país en donde los cerros son utilizados para la construcción de viviendas que alojan a familias que no tienen acceso a los programas de interés social.

"Ése es el mejor reflejo de las condiciones de pobreza en la que nos encontramos en el país. Lo vemos por ejemplo en los alrededores de la Ciudad de México, en donde la mancha urbana ha crecido de forma desmedida, pero son familias cuyos ingresos económicos son muy bajos y por ello deben recurrir a instalarse en zonas incluso de alto riesgo.

"El presidente de la República nos miente a los mexicanos, hay estabilidad económica pero para unas cuentas familias. Hay crecimiento para los empresarios y para la clase política, pero la mayoría de las familias mexicanas subsistimos con salarios o ingresos económicos sumamente bajos; por ejemplo en la zona de Orizaba hay familias que tienen ingresos económicos que apenas superan los 2 mil pesos mensuales que contrastados con los precios de bienes, productos y servicios, son insuficientes para poder atender los reclamos que hay en materia de alimentación, educación y salud que son los básicos".

En resumen, México transita por el peor momento económico, social, político y de seguridad. Como nunca antes la sociedad mexicana vive bajo la amenaza de la delincuencia organizada, asevera, pero además debe enfrentar el tema de la falta de empleo y crecimiento económico familiar.