Sociedad y Justicia

Despenalizar aborto bajaría agresiones contra mujer

agosto 30, 2017

Ciudad Mendoza, Ver.- El acceso a la interrupción legal del embarazo (ILE) aliviaría las agresiones, físicas y legales a las que son sometidas las mujeres en las zonas indígenas del estado. Tan sólo en la sierra de Zongolica, de cada 10 embarazadas, cuatro de ellas recurren a la práctica del aborto, bajo el riesgo de la discriminación, pero además de ser denunciadas penalmente, incluso por familiares o la pareja sentimental, "en esa zona las mujeres que abortan corren riesgos no sólo de salud, sino además sociales y legales", señala Montserrat Vera Centeno, integrante de la asociación civil Yoyolictzin.

En las zonas serranas hay una clara intención de la práctica de abortos, especialmente entre adolescentes, pero ahí, por su cultura y tradiciones, las mujeres que se practican un legrado son sancionadas, "y ya ni hablemos de la discriminación y señalamientos que sufren las mujeres cuando deciden abortar".

"Con el trabajo que se realiza en la asociación conocemos algunos casos de mujeres que incluso han sido privadas de su libertad por haber abortado. En las zonas indígenas, los señalamientos son más severos y aunque también se dan casos, quizá sea menor la intencionalidad".

Incluso señala que agrupaciones civiles y la Organización Mundial de la Salud (OMS) "son quienes aportan los datos sobre el embarazo adolescente. No obstante de cada 10 adolescentes en la zona serrana, estimamos que por los menos tres a cuatro buscan la manera abortar, corriendo el riesgo de perder la vida o ser denunciadas incluso por sus mismos familiares y poniendo en riesgo su libertad".

Las denuncias "en algunos casos se presentan de parte de sus parejas o bien familiares, por eso decimos que los abortos clandestinos provocan tanto muertes maternas como detenciones de adolescentes, es decir, se incrementan las muertes en mujeres además de la privación de la libertad".

El tema del aborto va más allá de las esferas moralistas, porque además hay que agregar el hecho de que los casos de muerte materna van en incremento en las regiones indígenas, "y sobre todo no van a disminuir si las mujeres, hablando del estado de Veracruz, siguen sin tener acceso a servicios de salud pública. Este es un problema que se suma a la penalización del aborto, falta personal en las clínicas, las distancias, que algunas mujeres deben recorrer para llegar a alguna clínica, son factores que también incrementan los problemas por muerte materna".