Política

Plan Veracruzano de Desarrollo, "un atentado contra la familia", insisten evangélicos; se oponen a equidad de género

agosto 24, 2017

Córdoba, Ver.- Evangélicos hacen un llamado a diputados a no sólo levantar la mano, sino a que analicen bien cada una de las iniciativas que están a su cargo, como es el contenido del Plan Veracruzano de Desarrollo (PVD), que consideran "un atentado" contra la familia.

Alfredo Murillo Luna, vocero del Consejo Representativo de la Red de Iglesias Evangélicas, dio a conocer los análisis sobre la segunda mesa de la ruta de la vida y la familia que se llevó a cabo el 19 de agosto, y que consideran como un atentado contra las familias.

Reclamó a legisladores no leer sobre los temas que son su responsabilidad, ya que en el tomo 7 de este código puede haber consecuencias, con ello, opinó que queda claro que no leyeron este documento. "En este plan se toma la equidad como una estrategia para la equidad de género, en cierta manera es una trampa, porque presentan sólo unas cuestiones".

Para el líder evangélico, en caso de que autoridades sigan en esta ruta "podrían desaparecer hasta los juegos políticos, porque no se va a poder definir quién es hombre y quién es mujer".

Para el líder evangélico, existen tres conclusiones en este tema; que la ley emitida para el acceso a la interrupción legal del embarazo (ILE) "es anticonstitucional" (sic), ya que, aseguró, el artículo cuarto de la constitución señala la protección de la vida desde la concepción.

El segundo punto es que la Universidad Veracruzana elaboró a su parecer un Plan de Desarrollo, "plagado de mentiras, con verdades parciales convirtiendo este documento en un atentado contra las familias veracruzanas", de ahí que cuestionó el costo que tendrá este proyecto por 50 millones de pesos y que será solventado por los ciudadanos.

Como tercer punto, consideró que la consulta ciudadana que el Congreso pretende realizar sólo es una simulación de democracia a fin de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación decidan el futuro de las familias.

Para Luna Murillo, se trata de una trampa este documento a manos de la Universidad Veracruzana ya que existen familias que sí le quieren apostar al rescate de los valores pero desconocen "las trampas políticas y jurídicas de la UV".