Sociedad y Justicia

Sin esperar a investigación, descarta la Segob que asesinato de periodista fuera por su labor

agosto 24, 2017

Aunque se debe esperar a las investigaciones sobre el asesinato del periodista de Hueyapan de Ocampo, Cándido Ríos Vázquez, "todos los indicios apuntan a que se trató de un ataque contra otra persona y los escoltas que auxiliaban a esa persona", opinó el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián.

El funcionario federal aseguró que las primeras investigaciones arrojan que los sicarios cumplían con el objeto de asesinar a otra persona y no al periodista, "no tiene que ver con el análisis de riesgo del periodista realizado en 2013", con lo que minimizó la investigación ACA/ 793/2012, sobre una amenaza que sufrió el periodista el 14 de septiembre de 2012.

En ese entonces, el reportero conocido como Pavuche, dio a conocer, a través de una nota publicada en El Diario del Sur, que fue a cubrir una manifestación de pobladores de la comunidad Las Palmas del municipio de Hueyapan, quienes exigían pavimentación de caminos y fue ahí en donde llegó el alcalde Gaspar Gómez Jiménez, quien lo agredió y ordenó al inspector de la policía municipal que le quitara su cámara y detuviera a Cándido Ríos.

Pero en conferencia de prensa celebrada en la Fiscalía General del Estado (FGE), Campa Cifrián dijo "aunque todos los indicios apuntan a que el ataque está vinculado con otra persona y no con el periodista. Ustedes tienen además información de sus medios y algunos elementos, todos los indicios apuntan a que se trató de un ataque contra otra persona y los escoltas que auxiliaban a esa persona".

El martes por la tarde, Ríos Vázquez, el ex inspector de la policía municipal, Víctor Antonio Alegría, y un acompañante más se encontraban en la parte posterior de un comercio, cuando llegó una camioneta con sicarios a bordo y les dispararon.

En entrevista con Campa Cifrián, consideró que es necesario esperar a que concluyan las investigaciones por la FGE y la Procuraduría General de la República (PGR), que será la autoridad encargada de dar a conocer el resultado.

Además, al ser cuestionado que si no se trata de un fracaso de las medidas que da el Mecanismo Federal de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, el funcionario federal aseguró que no, pero "tenemos que hacer una reflexión, un análisis de autocrítica de la funcionalidad de las medidas".

Velan a Pavuche

La familia del reportero Candido Ríos Vázquez pidió a las autoridades federales y estatales medidas de protección ya que temen ser agredidas por los grupos armados que operan en ese municipio; aseguran que el ataque fue directo contra el reportero y recibía constantes amenazas del ex alcalde, Gaspar Gómez, cacique de ese municipio.

En el domicilio de Pavuche, como lo conocen en su comunidad, ya es velado su cuerpo y encima del féretro, su familia unos zapatos gastados con los que le gustaba salir a reportear y a hacer gestiones para las personas que se lo solicitaban.

Consciente de su labor social como periodista, aunque no tenía formación académica, tenía una ética inquebrantable que lo hizo muchas veces arriesgar su vida y recibir golpes en el año 2012, de quien era el comandante de la policía, Sergio Servando Montalvo, alias El Pelón, quien en el año 2015 fue el jefe de sicarios que ejecutó al periodista Gregorio Jiménez.

Su familia refiere que la propia gente llegaba a verlo para pedirle que hiciera gestiones ante diferente tipo de autoridades y accedía porque le molestaba la prepotencia con la que algunos funcionarios se manejaban.

Debido a esto, desde el año 2001, empezó a tener problemas con Gaspar Gómez, cuando éste político priísta llegó por primera vez al gobierno municipal y fue escalando hasta que en el segundo periodo, en el año 2012, lo mando a golpear.

Derivado de las amenazas, el mecanismo de Protección para periodistas y defensores de derechos Humanos, le instaló seis cámaras de video vigilancia, le dio un botón de alerta y le asigno el monitoreo de las autoridades policiacas de la zona.

Tras su asesinato, la familia de Ríos Vázquez teme ser objeto de nuevas agresiones por parte de ese político priísta y clamaron protección. "Quiero seguridad para mí y para mis hijas no me vayan a hacer lo mismo, muchas veces lo amenazó Gaspar y lo mando a golpear, las cámaras y lo que traía no le sirvieron para nada, yo le decía que la seguridad era que estuvieran al pie", señalo Hilda Nieves Martínez, viuda del reportero.

Cristina Ríos Nieves, hija del periodista relató que de manera reciente había aprendido a usar las redes sociales y a grabar sus videos en directo, donde él daba su comentario y trasmitía las noticias del lugar. También había fundado un periódico local, con lo cual estaban sacando principalmente notas de las agresiones armadas que se estaban registrando en toda la zona sur de la entidad, principalmente esta zona que conecta el sotavento con Los Tuxtlas.

En el ultimo video grabado por el periodista, señaló que esperaba más agresiones de políticos del PRI y de Morena que no aceptaban sus comentarios sobre el resultado de la contienda electoral. También disertó sobre la misión del periodista y las agresiones que ha sido objeto la prensa y le dijo a los agresores: "Nuestra armas no disparan balas, disparan verdades".