Municipios

Autorizado, gasoducto desde Texas a Tuxpan

agosto 23, 2017

La Federación autorizó el proyecto de construcción de un ducto de gas submarino que irá desde Galveston, Texas hasta Tuxpan, reveló el integrante de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo Zúñiga Martínez.

Entrevistado durante el foro "El papel de la Comisión Reguladora de Energía en la Reforma Energética", indicó que el proyecto se realizaría en aguas federales para lograr la conexión desde Estados Unidos con el país para la importación de gas natural.

Refirió que las encargadas del proyecto son varias empresas de capital extranjero, entre estas la canadiense TransCanadá, y que tardarán entre tres y cinco años para concluirlo.

Sobre la inversión, dijo que será de 900 de millones de dólares y que una vez en Tuxpan, el gas deberá ser enviado a una terminal de almacenamiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ubicada en la zona de Zempoala, municipio de Úrsulo Galván.

"Lo primero que hay que hacer es transportarlo a los puntos de consumo, y ya los hay cimentados. Lo que se hace es anclarlos en una planta de CFE, que está cambiando todas sus plantas de carbón y diésel, por gas natural, porque el 66 por ciento del gas natural que se usa en México es para energía eléctrica".

Zúñiga Martínez justificó el proyecto al señalar que hay una creciente demanda de gas natural en el país, a pesar de que de 2016 a 2017 se incrementó la demanda en apenas 5 por ciento, y agregó que se trata de un combustible seguro y barato.

"Es una inversión de cientos de millones de dólares, en un ducto de las costas de Galveston a Tuxpan, y va a incrementar muchísimo la seguridad energética de la nación al contar con un punto de acceso a Texas, que es a nivel global la región que más gas se está generando".

Advirtió que una vez que este ducto esté instalado las empresas podrán solicitar el servicio de suministro de gas natural, con lo cual se detonarán las inversiones.

"Los industriales buscan establecerse en la zonas en donde hay gas natural disponible, como en Querétaro, Aguascalientes, Nuevo León".

Justificó que es necesario seguir importando este combustible para satisfacer la demanda del país, pues dijo que en los últimos años ha disminuido la producción por el monopolio que mantenía Petróleos Mexicanos (Pemex) antes de la reforma energética.