Municipios

Diócesis del Puerto respalda operativo "mochila", pues prevendría incidentes

agosto 21, 2017

Veracruz, Ver.- El vocero de la diócesis de Veracruz, Víctor Díaz Mendoza calificó como positivo el operativo "mochila" en el caso de que sea aplicado por las autoridades educativas y de seguridad en el ciclo escolar 2017-2018, ya que se trata de una acción que prevendría incidentes al interior de los planteles.

En ese sentido, el presbítero dio su respaldo a ese tipo de operativos para erradicar la delincuencia dentro de las escuelas.

"Serán buenos, todo aquello que ayude a que los jóvenes en algo preventivo pues es positivo, no tienen por qué ponerse las situaciones difíciles, todo aquello que ayude a que erradique la delincuencia dentro de la escuela, pues adelante", puntualizó.

Por otra parte, el sacerdote dijo que el obispo Luis Felipe Gallardo Martín del Campo bendecirá mochilas en la celebración que presidirá el domingo 27 de agosto.

Víctor Díaz Mendoza recordó que la bendición de mochilas se efectúa en la catedral de Veracruz el domingo siguiente al inicio de clases desde hace ya varios años.

En cuanto a la inseguridad en el territorio veracruzano, Díaz Mendoza aseguró que la delincuencia rebasó a los diversos gobiernos, por lo que las autoridades municipales, estatales y federales requieren desarrollar nuevas estrategias para combatir al crimen.

El vocero de la diócesis de Veracruz opinó que la situación de inseguridad debe ser analizada en las reuniones que sostienen periódicamente las autoridades.

"Esta situación de la delincuencia ha sobrepasado a las tres autoridades, municipales, estatales y federales, ellos tendrán que ver, creo que tienen sus consejos o reuniones; creo que ellos tendrán que ir cambiando sus estrategias para poder combatir esta situación, creo que la violencia no nada más es México, no nada más es Veracruz, vimos lo que pasó en Barcelona", insistió.

Por último, el sacerdote católico se pronunció a favor de fortalecer la institución familiar a través de los valores para evitar que los hijos opten por caminos que conducen al mal.