Sociedad y Justicia

Hospitales de Veracruz, sin unidades de tanatología para dar apoyo a familiares

agosto 17, 2017

Veracruz, Ver.- La muerte de alguien cercano resulta una situación difícil, sin embargo, "perderlo" sin que se tenga certeza de su muerte es aún más complejo. Carolina Cruz, experta en tanatología, indicó que esta disciplina incluye un área que se conoce como "duelo sin cadáver", situación por la que miles de personas en el estado de Veracruz están atravesando, pues tienen a sus hijos, padres, hermanos, esposos o esposas desaparecidos.

"El tanatólogo lo que hace es manejar dentro de su experiencia, que ha vivido con muchos pacientes que pasan por este dolor de no saber qué pasó con su hijo, hermano, dónde está su cuerpo, está vivo o no, este modelo lo guiará en proceso de aceptación y despedida, porque finalmente el objetivo de la tanatóloga no es sólo la muerte, resulta importante aceptar que todos somos finitos y que todos vamos a morir", explicó.

Sin embargo, el número de especialistas en los hospitales tanto públicos como privados es prácticamente nulo. "La antesala de la muerte puede ser muy dolorosa (...) en el estado no hay. Los hospitales deben tener tanatólogos para atender a los dolientes en proceso de iniciación, se llama ‘duelo anticipado’, sobre todo con enfermedades terminales".

Cruz indicó que debería ser una asignatura debidamente instaurada para ayudar a las personas con sus pérdidas, por ejemplo en el área de pacientes terminales, como ocurre en otros países.

Aseguró que la Asociación Mexicana de Tanatología está capacitando a instructores para duelo sin cadáver y duelo por secuestro.

"Hay apegos a determinados familiares donde el proceso de duelo se vuelve muy difícil, requiere intervención de psicólogo especializado en tanatología o de un tanatólogo. "También se puede explicar a los niños qué fue lo que pasó con su padre o su madre", comentó.

Señaló que hay duelos muy traumáticos que los seres humanos se guardan, sobre todo cuando son duelos no resueltos, en donde la pérdida puede desencadenar un trastorno o desequilibrio.