Sociedad y Justicia

Agreden policías armados a reportera por cubrir un desalojo; ofrecimiento de respeto, sólo en el discurso

agosto 14, 2017

Orizaba, Ver.- Con la agresión de la que fue objeto la corresponsal de la agencia AVC Noticias en el norte del estado, Veracruz se consolida como uno de los estados en el que las agresiones contra reporteros, pese al cambio de gobierno, no ha sido, ya no erradicado, sino por lo menos controlado. En la entidad el ofrecimiento de respeto al ejercicio periodístico quedó únicamente en el discurso.

A través de un comunicado está organización que agrupa a reporteros y corresponsales de diferentes medios de comunicación estatales y nacionales, ubicados en distintas regiones del estado fija su postura en torno a las agresiones de las que fue objeto la colega periodista.

En el mismo texto esta agrupación puntualiza: "La Red Veracruzana de Periodistas (RVDP) condena la agresión contra la colega Verónica Huerta, reportera de la agencia AVC Noticias, mientras realizaba la cobertura de una manifestación social en la carretera federal Nautla-Poza Rica, en la localidad de Casitas".

Asimismo explica que los hechos ocurrieron mientras la periodista documentaba el bloqueo realizado por cerca de 30 habitantes que exigían el suministro de energía eléctrica. Al lugar llegaron policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) e iniciaron el proceso de desalojo.

"Durante el forcejeo entre los policías y manifestantes, un elemento de la Policía Estatal intentó quitarle el teléfono celular a Verónica Huerta para evitar que grabara el incidente. El policía logró arrebatárselo y lo lanzó al suelo, sin embargo, los pobladores lo recuperaron y devolvieron a la periodista, quien siguió documentando los hechos".

La compañera reportera también fue víctima de empujones y agresiones de los policías estatales, los cuales obstaculizaron su labor periodística en todo momento. Esta agrupación además acusa que los elementos policiacos no podían ser reconocidos por llevar el rostro cubierto.

"Cabe señalar que los agresores no pudieron ser identificados porque sus uniformes carecían de nombre y apellido, además de que portaban pasamontañas, lo que contraviene a los acuerdos suscritos por la SSP desde la administración pasada", se precisa.

En el documento difundido en diversas redes sociales, así como entre los mismos reporteros, se puntualiza que los agentes estaban armados a pesar de que se trataba de civiles que protestaban de manera pacífica.

"La Red Veracruzana de Periodistas exige a la SSP y al gobierno del estado que se detengan las agresiones contra los periodistas, ya que no es la primera vez –durante el actual gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares– que los policías estatales atentan contra el derecho a la libertad de expresión y mantienen la dinámica de impedir el libre ejercicio periodístico. #PrensaNoDisparen #NoAlSilencio", concluye el comunicado.

Esta agresión sobreviene dos días después de que el exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) Emilio Álvarez Icaza planteara que nuestra entidad se mantiene entre los estados con mayor número de agresiones en contra de reporteros. En Veracruz, dijo apenas el sábado pasado en Orizaba, se siguen matando a reporteros.