Política

Reelección terminaría lo avanzado; puedo ser autocrítica; dice rectora

agosto 14, 2017

Para la rectora, Sara Ladrón de Guevara González, la decisión que tome la Junta de Gobierno será de absoluto respeto y la ve como un reférendum a su periodo al frente de la máxima casa de estudios, al tiempo de afirmar que sus nueve integrantes no reciben honorarios y su labor la hacen por mero compromiso con la universidad pública.

Considera que los periodos largos al frente de la Universidad Veracruzana (UV) generan estabilidad y permiten consolidar lo avanzado. A su relación con el gobernador Yunes la califica de firme pero respetuosa y consideró que en caso de ser reelecta, haría algunos cambios de colaboradores basados en los resultados.

—¿Cuál es la diferencia entre el anterior proceso de designación del rector y el actual?

—Parecido pero distinto, porque yo sí estoy en condiciones de buscar la reelección a diferencia de hace cuatro años, cuando por ley Raúl Arias Lovillo no podía reelegirse. Somos muy jóvenes en esto de la autonomía y tentativamente sería la tercera rectora bajo esa modalidad.

"El actual proceso lo considero un referéndum, dado que las universidades buscamos estabilidad. Y se da cuando son periodos largos. Es el caso de la UNAM, donde acaba de concluir José Narro Robles, que tuvo dos periodos, y antes José Ramón de la Fuente de la misma manera.

"Es observable que en las universidades cuando tienen una autoridad en un periodo más extenso, hay tiempo de alcanzar metas, establecer estilos de trabajo, consolidar estructuras, y sin embargo, en muchas de las legislaciones de las universidades autónomas nos sometemos a la auscultación de la comunidad, revisión de metas logradas y es una decisión de la Junta si ratifican o no al rector en turno.

"A muchos sorprendió mi llegada porque también culturalmente se consideran las posiciones de poder y toma de decisiones como espacios varoniles.

—¿En los días más difíciles de su relación con Duarte encabezó marchas masivas, y eso definió las cosas entre la rectora y el gobernador de entonces, ¿cómo es ahora la situación con el nuevo gobierno?

—Cordial y respetuosa. Ha sido institucional, hemos tenido comunicación para asuntos que sólo tienen que ver con la Universidad, como la suspensión de clases por la entrada del huracán. Si fuese una suspensión que el gobernador dictara por una fiesta, carnaval, asuntos ajenos a la institución, la UV tiene autonomía para decidir si cancela o no clases.

"Fue muy visible que con Duarte hubo enfrentamiento a partir de las manifestaciones y puedo decir que los desencuentros con él son muy anteriores, desde que le pedí que entregara los dineros de la Universidad. El momento más duro entre el exgobernador y yo fue cuando presentamos denuncia legales.

"Le molestó cuando acudí al Congreso con los senadores y además puso en duda y cuestionó el tema del punto de acuerdo que había logrado, y declaró que no tenía ningún efecto en su gobierno. Es muy lamentable que un gobernador no reconozca los distintos poderes, que deberían funcionar como independientes y más ante un exhorto de esa naturaleza.

"Pero el momento más ríspido fue cuando denunciamos penalmente; no es común que un rector se atreva a denunciar al gobernador de su estado porque además dependemos en buena medida del presupuesto estatal. La UV tenía más de 50 por ciento de su presupuesto de ese origen.

—Las dificultades económicas del estado y de seguridad no aguantan una posición moderada en el caso de una instancia tan influyente, ¿cómo describiría su posición con respecto a este gobierno: moderada, utópica, cómoda con el poder, tradicionalista? —se inquirió a la titular de la Rectoría.

—La describiría como firme. Tengo claro en qué consiste la autonomía y las estructuras de poder en el estado. Quisiera una mayor división entre poderes estatales y me queda clara la necesidad de la comunicación con los tres niveles de gobierno, porque la UV esta dispersa en 27 municipios donde mantenemos comunicación, cordialidad y trabajo con los alcaldes. Igual con el gobierno estatal, pero con la distancia, respeto y la diferenciación de cuáles son las decisiones que corresponden a la UV y las que le tocan a éste.

"De hecho con la Federación he tenido acercamientos y recibido apoyos con el secretario de Educación, Aurelio Nuño, ahora con el secretario de Salud, porque como rector de la UNAM tuvimos cercanía y nos apoyo en los tiempos de los embates financieros de Duarte, incluso con la Secretaría de Gobernación, a través del delegado Ángel Isaac Ochoa durante las marchas, porque éstas ponen vulnerables a los participantes. Es muy delicado salir a las calles, hemos observado marchas que terminan en riñas, en infiltrados que provocan violencia; es una preocupación de la autoridad educativa y ahí es uno responsable también.

"Tuvimos comunicación como cuando el Movimiento Antorchista ocupó la Plaza Lerdo las dos tardes que se había convocado a las marchas, dado que éste era un movimiento y reclamo justo, pacífico, una expresión de una comunidad con ligazón importante con la sociedad. He procurado ser cordial y comunicativa pero firme en lo que corresponde a una decisión que va a afectar a la UV y a la comunidad.

—¿Le ha cumplido el gobernador Yunes sus promesas y hasta dónde tiene que llegar el rector en caso contrario?

—Ha cumplido en que puntualmente entrega los recursos que nos corresponden y a eso fue lo que se comprometió. En la plática que tuve con él cuando era electo, su compromiso fue que a partir de la llegada de su gobierno nos entregaría los recursos puntualmente y eso ha sido así desde diciembre.

"También dijo que iría abonando al adeudo en la medida de la situación financiera del estado. Al momento ha hecho un abono importante en diciembre lo que hace que la deuda del estado es menor a la que recibí del rectorado anterior. Si quitamos lo del adeudo, el tema de los impuestos sobre la renta que se deben al SAT, de hecho tres gobernadores en sucesión han expresado su compromiso ante el Sistema, que es un adeudo que el estado tiene. Así lo expresó Duarte por escrito.

"En tiempos de Flavino Ríos se hizo compromiso notarial de que el gobierno asumía ese adeudo y ya estando el gobernador Yunes ha habido un comunicado de la Sefiplan de que los adeudos corresponden a dineros retenidos por el gobierno, que son ahora unos 800 millones de pesos y cuando yo recibí era de alrededor de 900 millones de pesos, porque ya hubo un recurso que se nos dio en diciembre junto con los aguinaldos y quincenas.

Así que es verdad que este gobierno nos da el dinero puntualmente y que estamos en una situación distinta que con Duarte, cuando tenía que pelearme con funcionarios y levantar la voz para pagar la nómina. Teníamos atrasos en las prestaciones sobre el contrato colectivo de trabajo pero ahora no y eso es muy satisfactorio.

—¿Cómo describiría el presente y el futuro de la UV?

—La UV es muy noble y observo un futuro mejor, creo que tiene muchas funciones para la sociedad . La más visible es la formación de profesionistas y por supuesto que es lo sustantivo, Es importante hacer las cosas bien formarlos sólidamente porque se trata del futuro. Muchos de los profesionistas que hoy nos atienden son egresados de la UV.

"La mayor parte de la generación del conocimiento y de la investigación en el país la llevamos a cabo las universidades públicas. Esto se mide por publicaciones y no estamos mal ahí; el Conacyt nos reconoce y estamos en el lugar 12 de producción de todos los centros de investigación y universidades en el país. La investigación en la UV no sólo se queda en las publicaciones o que impacte en los rankings, sino que ha habido mucha investigación que ha significado mejoría en el entorno y ha sido socialmente pertinente.

"Un ejemplo es la Facultad de Veterinaria, que ha favorecido el desarrollo de la ganadería en la entidad, con vocación ganadera en la parte central pero clima adverso por el calor. Ayudó a mejorar el recurso genético para que los animales tengan mejor mercado nacional e internacional y eso es una alianza con los ganaderos que le reconocen a la Facultad.

"Y también sucede en Agronomía, Biología donde han incidido con investigaciones sobre la roya del café. La investigación ha significado desarrollo para el estado.

"Desde luego, la difusión cultural en la UV nos distingue nacional e internacionalmente con grupos artísticos de primerísima calidad y hay que decir que el acceso a la cultura es un derecho humano que tiene que ser provisto por el Estado, y en México esa tarea la tienen las universidades públicas y la Veracruzana como ninguna.

"Me enorgullecen los viajes internacionales que han hecho y que no se realizaron en los últimos años . Con todo y que los problemas para pagar la nómina encontramos recursos externos para giras artísticas, movilidad , construcción de espacios. Concluimos la Sala Tlaqná. Todavía nos faltan áreas administrativas y la sala para el coro en este complejo. Hay edificios en construcción como la facultad de Física, la obra negra en Ciencias de la Salud, la Facultad de Arquitectura en Poza Rica y las ingenierías que van a estar en Ixtaczoquitlán.

"Hemos encontrado formas en obtener recursos externos, nos ha ido muy bien en los concursos para difusión cultural y extensión editorial, que dicho de paso es una de las mejores del país. Nos integramos a los formatos virtuales, ya tenemos libros electrónicos e hicimos un acervo importante, y eso nos pone en vías de resolver el problema de la distribución. Hoy nuestros libros pueden ser accesibles desde cualquier parte del mundo.

"Cuando hablamos sobre la formación de profesionistas no pensamos que cada uno de estos jóvenes da un año de servicio social que impacta de manera importante en el mercado de trabajo y nunca se ha medido. En algún momento se desarrolló para la medicina y el Sector Salud habilitó servicios de salud en comunidades lejanas, se hizo de manera temporal y se quedó permanentemente, ¿qué sería del Sector Salud sin el servicio social de las universidades públicas del país?

"Otro tema es la estabilidad social porque en las universidades los conflictos pueden crecer , somos sensibles a lo que ocurre a los muchachos y cuando tocan a algún joven hay una protesta mucho mayor que si hay violencia contra adultos o personas ligadas a los espacios universitarios, y eso es un tema que viene del 68. Cuando se vulnera a un estudiante pensamos que son nuestros hijos.

"Como es el caso de Ayotzinapa, que ocurrió en una normal rural pequeña, son 43 pero un año antes habían encontrado los restos de 72 migrantes y no hubo protestas ni marchas. El dolor de Ayotzinapa todavía nos conmueve y lo vamos a seguir reclamando, es real que las universidades somos un termómetro de la realidad del país y por lo tanto el futuro de ellas se tiene que robustecer.

—¿Que haría distinto si fuera designada nuevamente rectora?

—Tengo la intención de revisar el equipo y cuáles cargos cambiar con base en resultados. Tengo claro que se debe trabajar mas en los trámites burocráticos, y ya comenzamos a hacerlo con más tecnología. Muchos trámites se hacen ahora sin que tengan los académicos o trabajadores que venir de las regiones. Nos hace falta más simplificación administrativa. Me tocó en el rectorado la Ley Anticorrupción y esto ha significado muchos más requisitos burocráticos para el uso de los recursos públicos.

"Hay una mayor vigilancia de los recursos, como ejemplo, los que se obtenían del Conacyt y eso resultó molesto y tienen razón. Trabajaré para simplificar los trámites, hemos mejorado los procesos de adquisiciones de los proyectos financiados y que hacían que se retrasaran los proyectos de investigación.

"Puedo ser muy autocrítica sobre cosas que no he logrado del todo y reconocer las críticas de mis pares. Cuando son en aras de mejorar, las podemos trabajar y por supuesto con los logros en términos financieros, la autonomía presupuestaria que se ratificó en la legislatura me hace esperar un futuro más certero que permita crecer en la matrícula, infraestructura y calidad de la enseñanza.

—¿Qué mensaje le daría a la Junta de Gobierno?

—Mi agradecimiento, porque es un cargo honorario electo por el Consejo Universitario. Son personalidades de muy alto nivel. Los externos que viajan a Veracruz no cobran un peso, no se les dan honorarios aunque tienen una tarea pesada. A los internos porque tiene un costo además debido a que tienen que no haber sido funcionarios o directivos tres años antes de estar en la Junta, los cuatro años que son miembros y tres años después, lo que quiere decir que, quien sea gane, no los podrá invitar para ocupar algún cargo directivo.

"Tiene también un costo sobre su trayectoria profesional y los recursos que van a ganar. Ahí reconoce uno el compromiso. Me parece que es un cargo objeto de crítica y poca compresión, que los universitarios sólo observan a la Junta en los tiempos de designación de rector.

"Ademas recae en ellos la importante responsabilidad de la Contraloría de la Universidad y la Veracruzana es la única cuya dependencia depende de la Junta. A esa dependencia le tocó decidir, no a la rectora, que los investigadores que reciben recursos del Conacyt llenaran su declaración patrimonial, porque así se establece para quienes manejan recursos públicos.

"A la Junta, mi total respeto a su decisión, voy a una contienda con reglas claras y las asumo con muchas ganas —precisa la rectora, aspirante a la reelección.