Sociedad y Justicia

Arrestan reporteros por error en redada para motociclistas

agosto 06, 2017

Veracruz, Ver.- Siete reporteros y fotorrepoteros fueron intervenidos por elementos de la Policía Naval y de la Marina mientras convivían en la Plaza del Migrante de esta ciudad de Veracruz por alterar el orden en la vía pública.

Los siete representantes de los medios de comunicación convivían a aproximadamente unos 100 metros de distancia, donde un grupo de motociclistas realizaba acrobacias sobre el carril sur-norte del bulevar. Minutos después de la medianoche, tres patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), dos de ellas con los números económicos 23-0426 y 23-2423 intentaron cercar al grupo de motociclistas.

Unos 30 o 40 motociclistas se dieron a la fuga por la calle de Sporting al percatarse de la acción de los Policías Navales y estatales, quienes resultaron insuficientes para contener a los jóvenes que los superaban en número. Otros motociclistas se quedaron quietos en el lugar donde estaban y comenzaron a ser revisados por los elementos policiacos.

Al lugar llegó un camión de la Secretaría de Marina (Semar), de los que se utilizan para el transporte de tropa y el comandante a cargo acompañado de un grupo de elementos comenzó a recorrer la Plaza del Migrante, barriendo con todos los presentes ahí, gente que viajó de Córdoba y Lerdo de Tejada para pasar el fin de semana, incluso hasta cargaban sus maletas.

El grupo de trabajadores de los medios de comunicación cenaba tacos, acompañados por unas cervezas sin escandalizar o alterar el orden público, pues recién acababan de llegar a la Plaza después de cubrir una audiencia en las salas de juicios orales del Poder Judicial.

El comandante a cargo del operativo pidió a sus elementos que los trasladaran al camión para ser llevados al penalito de Playa Linda. Reporteros y fotorreporteros se identificaron pero al comandante no le importó, pues "ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública" no está permitido en esta ciudad y en el resto del país –a pesar de que cada fin de semana porteños y turistas lo hacen a lo largo del bulevar y se les tolera siempre y cuando no escandalicen.

Los trabajadores de los medios de comunicación no opusieron resistencia, sin embargo, un elemento de la Marina tomó a uno de ellos por la cabeza y le dobló el brazo para trasladarlo a la unidad. Un reportero que llegó a cubrir el operativo también fue tomado por los marinos y subido al camión para ser trasladado a Playa Linda a pesar de que explicó el motivo de su presencia en el lugar.

Un marino leyó sus derechos a reporteros y fotógrafos cuando ya se encontraban a bordo de la unidad. Durante la lectura, el elemento de la Semar destacó que se les consideraba como inocentes y al final de la lectura de derechos preguntó: "¿están ustedes de acuerdo?", a lo cual uno de ellos respondió que no. El oficial preguntó por qué y le contestó el trabajador de los medios "Porque si se me considera inocente, ¿por qué me llevan?".

El marino tartamudeó y sólo alcanzó a replicar: "bueno, yo sólo les estoy leyendo lo que debo de informarles". Y guardó silencio a lo largo del trayecto. Al llegar al penalito, un oficial preguntó al grupo de representantes de los medios los motivos por los cuales se les intervino y ellos respondieron que por cenar acompañados de unas cervezas.

El oficial sólo movió la cabeza en señal de desacuerdo con el traslado y dijo: "el comandante se equivocó". Entre los trasladados también se encontraban jóvenes que viajaron de Córdoba para pasar el fin de semana en esta ciudad. Lo mismo un matrimonio joven proveniente de Lerdo de Tejada cuya esposa dijo a su marido: "nunca olvidaré esto el resto de mi vida".

La pareja joven viajó para pasar el fin de semana en esta ciudad por las vacaciones de verano, pero les tocó ser intervenidos por órdenes del comandante de la Marina, a quien se le escapó un número importante de motociclistas en el operativo que encabezó al filo de la medianoche en la zona donde se ubicada el Club de Yates.