Política

Adultos mayores viven en pobreza y sin planes de jubilación; requieren medicinas

julio 28, 2017

Orizaba, Ver.- Menos de la mitad de los 14 millones de personas de la tercera edad en este país, sobreviven en condiciones de pobreza. La insuficiencia económica se identifica como la principal causa, pero también el pago de bajas pensiones y el abandono familiar abonan al crecimiento de este fenómeno social "que amenaza con agravarse por la anulación del sistema de pensiones" según considera Juan Hernández Mercado asesor legal del Movimiento del Adulto Mayor en la zona centro del estado.

Los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geofrafía (Inegi), confirman que hasta el año pasado, en México hay 14 millones de personas mayores de la tercera edad, "muchos de ellos aún tiene la capacidad intelectual y física para seguir contribuyendo al desarrollo del país y obvio para mantener ingresos económicos que les permita atender sus necesidades básicas".

Sin embargo, no todos tienen esa posibilidad de ingresos económicos "según cálculos que hay, se estima que menos de la mitad de ese sector no tiene la solvencia financiera. Se considera que de esos casi siete millones de personas de la tercera edad más del cincuenta por ciento no reciben el pago de pensiones por los años laborados, no tienen ese beneficio".

Esta situación en sí provoca que haya problemas económicos "muy fuertes, sobre todo porque además de la ausencia de pensiones, tampoco tienen acceso al servicio médico público y eso complica aún más sus condiciones de salud. Algunos de ellos padecen enfermedades crónicas y por lo tanto deben estar sometidos a tratamientos médicos pero sin dinero pues es imposible que suceda".

Pero no todos de los que sí están dentro del sistema pensionario, apunta, "están en mejores condiciones. Sobre todo por la desigualdad en los salarios que reciben. Hay pensionados, en especial aquellos que trabajaron para el estado y ejercieron una profesión, que sí reciben buenos ingresos que les permiten vivir de manera holgada su vejez, pero a la mayoría no les va bien".

Hay casos de pensiones que no superan los dos y tres mil pesos mensuales, "que son insuficientes para sostenerse económicamente y mucho menos para poder tener acceso a medicamentos con los cuales pueda atender enfermedades crónicas". Estos escenarios, advierte, "se van agravar sobre todo por los intentos que el mismo Estado mexicano hace para desmarcarse de los sistemas de pensiones que permanecen vigentes en algunas dependencias".

En el caso de Veracruz, los intentos que hacen para que el Instituto de Pensiones del Estado modifique sus sistemas de pago y se pase a cuentas individuales, "lo único que va a provocar es que haya más pobreza entre las personas de la tercera edad".

"Es preocupante porque de lograrse ese deslinde del actual sistema de pensiones, en una década más de la mitad de las personas de la tercera edad vamos a tener que aprender a vivir pobreza".