Política

Acusa plantilla de Desarrollo Social trato déspota de subdelegada en la región sur

julio 27, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- Trabajadores activos de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) del estado de Veracruz denunciaron una serie de irregularidades del desempeño de Felicitas Alcantar Montoya, subdelegada regional esta dependencia, con sede en la ciudad de Minatitlán.

En una carta enviada a diferentes medios de comunicación señalaron que no tienen un horario definido de trabajo, a pesar de que cuentan con unidades para transportarse, son hacinados en una para ahorrar combustible, poniendo en peligro su integridad física.

"Existe desigualdad al momento de pernoctar en zonas foráneas dejando al personal en lugares inadecuados para el descanso de los mismos, incluso debemos buscar donde hacer nuestras necesidades fisiológicas, mientras que la Felicitas Alcantar se hospeda en hoteles donde cuenta con todos los servicios despreocupándose de su equipo de trabajo".

Además, refieren que la funcionaria se maneja de manera déspota con los trabajadores y ciudadanos que atienden, sobre todo en la zona rural.

"El abuso de autoridad y trato déspota que la subdelegada tiene con nosotros haciéndonos trabajar hasta 24 horas seguidas con los comentarios "el que no quiera ya sabe","puede agarrar su lancha y regresarse", "hay gente que están esperando", "el que guste y el que no (haciendo una expresión con los dedos)", "esta es mi oficina y aquí mando yo", "lo quiero pero ya hágale como le haga pero hágale", "ahí tengo su renuncia firmada".

Los ciudadanos señalaron que se ha dado de baja a compañeros que se opusieron a los abusos de la subdelegada, a los cuales se les solicitó su renuncia, equipo electrónico de trabajo (DMS) y tarjetas bancarias con códigos de seguridad argumentando que eran instrucciones de Xalapa, quedándose con los pagos de sus viáticos.

Los trabajadores de Sedesol indicaron que lo más grave es que a todos los empleados que fueron dados de baja, se les siguió depositando la quincena e incluso viáticos sin seguir laborando, y les pedía que la devolución del dinero en efectivo por medio de su sobrina Rosa Margarita Ramírez Alcantar, con categoría de Promotor de Bienestar, siendo ella la encargada de la nómina y viáticos sin estar calificada para éstas funciones.