Política

Reestructuración: con nuevos créditos se saldarán vigentes

julio 27, 2017

La creación de un "fideicomiso público acreditable" permitirá al gobierno del estado a través de la Sefiplan liberar 50 ciento de las participaciones federales que ahora se destinan al pago del servicio de la deuda del estado.

Este martes el gobernador, Miguel Ángel Yunes, planteó modificar el decreto por el que se aprobó la reestructuración de la deuda pública, implica que se puedan contratar financiamientos y derivar recursos al estado, además de que se tendrán que contratar los seguros para la cobertura de esos nuevos préstamos.

Para validar la propuesta del mandatario estatal funcionarios de la Sefiplan se reunieron con diputados de todas las fracciones parlamentarias para explicar las "ventajas" de la nueva figura, que ya aplica el gobierno federal a través del programa Escuelas al 100.

Según la información que se dio a los representantes populares la deuda pública directa, a marzo del presente año, es de 45 mil 64 millones de pesos Las participaciones federales a Sefiplan en 2016 fueron de 30 millones 836 mil pesos de los cuales 67 por ciento se destina al pago del servicio de la deuda pública, dejando un margen de apenas 23 por ciento para gastar en los fines para los que fueron etiquetados.

Al crear el fideicomiso tendría la más alta calificación crediticia y con ello lograría el interés más bajo en el mercado financiero, por lo que los nuevos créditos a contratar no implicarían un incremento en la deuda pública.

Según los datos la estructura de operación del fideicomiso incluiría al gobierno del estado, las instituciones financieras acreedoras, entre ellas Banobras, así como la entidad que recibe los recursos del crédito y los flujos remanentes.

El patrimonio del fideicomiso será la aportación inicial y el porcentaje del fondo general de aportaciones federales, así como los recursos provenientes de los financiamientos que otorguen el fideicomiso y las aportaciones adicionales.

Los fines del fideicomiso serían: comparecer a convenios de colaboración con mandato; contratar financiamientos y derivar recursos al estado, celebrar operaciones de reestructuración, pagar los financiamientos; contratar coberturas a los créditos y entregar información a las autoridades.

En entrevista la diputada Mariana Dunyaska Rojas explicó que con la creación del fideicomiso se lograría limitar la contratación de más deuda y el ampliar el plazo para el pago de los créditos bancarios.

Detalló que el fideicomiso compraría la deuda del estado, contrataría nuevos créditos para pagar lo que se debe y esos préstamos tendrían un costo menor para el gobierno.

"Al cambiar el ente moral que debe la calificación crediticia es menor, porque el fideicomiso no está calificado como insolvente, como el gobierno de Veracruz, al tener la calificación AAA se van a liberar participaciones federales afectadas. De eso es lo que se trata, el fideicomiso asume el papel del estado".

La panista explicó que las coberturas para los nuevos créditos no implican aumentar la deuda, porque el gobierno ya no puede aumentarla. Explicó que al recontratar la deuda ya sólo destinaría 10 por ciento de las participaciones federales para el pago de los créditos y no 67 por ciento como se gasta en la actualidad.