Política

Una de las empresas farmacéuticas en caso Duarte, con ligas a MAYL

julio 24, 2017

De las dos empresas farmaceúticas señaladas por la Procuraduría General de la República (PGR), que estuvieron cobrando y facturando al gobierno de Veracruz, una de ellas estaría relacionada con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, de acuerdo con la "carpeta azul", presentada por Andrés Manuel López Obrador; y de la otra se sabía desde el año 2012 que nunca cumplió con la entrega de las medicinas que le solicitaron.

Durante la audiencia de vinculación a proceso de Javier Duarte de Ochoa, el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones contra la Delincuencia Organizada (Seido), Israel Lira Salas, nombró a las empresas veracruzanas Farmacias Genéricas SA de CV y Droguería y Farmacias El Globo SA de CV, como compañías que recibieron recursos para lavarlos y remitirlos a las empresas fantasmas propiedad del ex gobernador.

En dicha audiencia, el titular de la Seido resaltó que habían detectado que empresas legalmente constituidas en Veracruz y que formaban parte del padrón de proveedores, algunas se prestaron al fraude para desviar recursos a favor de las empresas de Javier Duarte mediante las cuales compró diversos inmuebles y pagó por sus lujos.

Una de estas empresas, Droguería y Farmacias El Globo SA de CV, con domicilio en Altamirano 1108 en el municipio de Veracruz, conforme a la llamada "carpeta azul" dada a conocer hace unos meses por Andrés Manuel López Obrador, que documenta propiedades y posibles desvíos del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, dicha empresa sale mencionada.

López Obrador establece que en el año 2008, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó diversas irregularidades en el Issste durante la gestión de Yunes Linares como director general. Entre las anomalías, la ASF reportó en el Hospital Regional "Valentín Gómez Farías" que adquirió a la empresa "Droguería y Farmacia El Globo SA de CV" 571 piezas de 18 claves de medicamento por 4 millones 56 mil 200 pesos con un contrato de subrogación, pero en 110 piezas de medicamento por 389 mil 929 pesos no procedía la subrogación porque estaban en existencia, lo cual derivó en una promoción de responsabilidad administrativa sancionaría para los servidores públicos porque no se realizaron las acciones para surtir 18 claves de medicamento, lo que ocasionó que dicho nosocomio subrogara el servicio con un costo superior a la muestra auditada de 2 millones 318 mil 900 pesos, evadiendo también de cualquier sanción a dicha compañía.

600 millones a la nada

En el gobierno duartista, la Secretaría de Salud adjudicó de manera directa a la empresa Farmacias Genéricas SA de CV un contrato abierto de servicios de suministro y distribución de medicamentos y material de curación mediante la instalación de módulos en hospitales y centros de salud, así como para instalación de módulos en hospitales y centros de salud del Seguro Popular por un monto de 600 millones de pesos.

Esto ocurrió en el año 2012, cuando Pablo Anaya Rivera (quien ya perdió dos amparos para evadir a la Fiscalía General) era el titular de la Secretaría de Salud. De acuerdo con la licitación pública nacional EA-930010995-N6-2012 la empresa ganadora debía abastecer "medicamentos", los cuales no fueron detallados, lo que sí se resaltó es que el pago era por 600 millones de pesos.

En el año 2012, el entonces director del Seguro Popular, Leonel Bustos Solís, reconoció que la empresa Farmacías Genéricas SA de CV no estaba cumpliendo con la entrega de medicamentos y por ello había desabasto en diversas partes del estado, sin embargo todavía le fueron asignados otros contratos más.