Política

Lluvias rebasaron capacidad de colectores pluviales en Orizaba; se inundan avenidas

julio 20, 2017

Orizaba, Ver.- Las cinco horas de lluvia ininterrumpidas provocaron daños en al menos 17 municipios de la zona metropolitana de Orizaba y aunque la coordinación regional de la Secretaría de Protección Civil (SPC) no reporta personas lesionadas, pero sí afectaciones materiales; en la sierra de Zongolica el escenario es similar con daños en viviendas. Se prevé que las tormentas prevalezcan por lo menos en las siguientes 24 horas.

La magnitud de los daños se cuantificó hasta la mañana de este miércoles, reportó el titular de esa dependencia, Luis Palma Déctor. Las colonias del norte y centro de esta ciudad fueron las más afectadas debido a la tormenta que cayó en la sierra del Pico de Orizaba que provocó el crecimiento de los ríos de respuesta rápida.

En el norte de Orizaba, las avenidas, entre ellas "Circunvalación Norte", se anegaron. La insuficiencia de colector de aguas pluviales –obra realizada con Fidel Herrera– de nuevo quedó de manifiesto. La capacidad de recepción fue rebasada por creces por la gran cantidad de agua que se acumuló. Las tapas del colector fueron botadas al no soportar la presión provocada por el torrente.

Ahí algunos vehículos quedaron atrapados al dañarse por la lluvia. Sus mecanismos no respondieron y los obligaron a detenerse. Los percances no pasaron a mayores. En las colonias, del norte y centro de la ciudad el agua rebasó a los cincuenta centímetros. Entró a las viviendas, dañó pertenencias y dejó cúmulos de lodos. Las escenas en las que familias enteras limpiaban el interior de sus casas se hizo común incluso la mañana de este jueves.

En la zona oriente de la ciudad los drenajes sanitarios, conectados con el pluvial, igual reventaron. Las instalaciones de la Unidad Médico Familiar número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social se vieron inundadas por aguas negras. El servicio de consulta, administrativo y de farmacia en el turno vespertino se suspendió y este miércoles por la mañana se reanudó de forma normal luego de las labores de limpieza.

Los ríos Orizaba y Totolitos crecieron y aunque no rebasaron sus niveles de riesgo, causaron incertidumbre debido a la cantidad de agua y la velocidad que alcanzó, sin embargo no hubo mayores problemas. En el sur de la ciudad la tormenta eléctrica provocó daños en el sistema de energía eléctrica y con ello se suspendieron los servicios de internet, televisión por cable y telefonía.

Las calles de los municipios de Río Blanco, Nogales y Ciudad Mendoza igual se inundaron debido a la cantidad de lluvia que se acumuló además que el servicio de drenaje pluvial tampoco respondió a la demanda. La mayoría de las colonias de esos tres municipios se anegaron y en algunos casos, sobre todo en viviendas cercanas a ríos, se inundaron los traspatios, pero sin afectaciones graves.

En tanto, en Mariano Escobedo y Atzacan, concretamente en las dos unidades habitacionales más grande de ambos municipios también hubo daños. El agua alcanzó los 40 centímetros y afectó a muebles.

Los municipios de la sierra de Zongolica también se suman a la lista de daños por la tormenta del martes pasado. Los reportes que se emitieron por la mañana de este miércoles hablan de una vivienda sepultada debido al deslizamiento de tierras, pero al parecer no hubo personas lesionadas; otras casas tuvieron que ser desalojadas por el riesgo que sufrían.

El ayuntamiento tuvo que habilitar un albergue debido al riesgo en el que se encuentran al menos unas 50 familias en diversas comunidades. Los caminos vecinales sufrieron deslaves que incomunican a cientos de familias que todos los días viajan a la cabecera municipal ya ahora se dificulta el tránsito vehicular. Los daños ocasionados por las lluvias, podrían continuar ya que la Comisión Nacional del Agua y el Servicio Meteorológico Nacional advierten de que las tormentas continuarán por lo menos en las siguientes 24 horas.