Política

Se derrumba edificio del centro histórico de Veracruz por falta de mantenimiento

julio 20, 2017

Veracruz, Ver.- Al menos 80 edificios del Centro Histórico del puerto de Veracruz se encuentran en riesgo estructural debido a su antigüedad y falta de mantenimiento, de acuerdo con un dictamen elaborado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Ayer por la mañana, uno de esos inmuebles se derrumbó en el corazón del centro histórico –en la calle Mario Molina, entre Independencia y 5 de Mayo–, y de inmediato acudió personal de Bomberos de Veracruz.

Adolfo Sugasti Cueva, director de Bomberos y Protección Civil del municipio de Veracruz, aseguró que 20 edificios en la dirección que dirige ya están catalogados como de muy alto riesgo. "Ahorita los que tenemos ubicados sin poder apercibir son 20 edificios; no encontramos dueño en el catastro, nosotros nos apoyamos en el catastro que nos ubican si hay algún propietario para apercibir, pero ellos no han encontrado información", explicó.

Afirmó que de un tiempo a la fecha han atendido una cantidad muy importante de reportes de balcones o marquesinas que están cayendo ante la falta de mantenimiento y podrían ser un peligro. "Nosotros hemos atendido una cantidad exagerada de losas, hemos retirado balcones mampostería, estamos por derrumbar una losa en 5 de Mayo porque no encontramos una persona a quien a percibir y se hizo una opinión de riesgo para poder retirarlo, lo haremos en la noche con el camión de bomberos", comentó.

Señaló que si lo hacen sin el dictamen de opinión técnica, los dueños pueden argumentar que se cometió una violación a la propiedad privada.

¿Circunstancial o provocado?

Las características que tuvo el derrumbe del edificio la mañana del miércoles llevaron a las autoridades del INAH y del Centro Histórico a pensar que fue provocado.

El delegado del INAH, Esteban Rodríguez, afirmó que ni la instancia que dirige ni el Ayuntamiento de Veracruz son responsables de lo ocurrido, por lo que interpondrán una denuncia en la Procuraduría General de la República contra quien resulte responsable por daños al patrimonio, pues existió negligencia en el abandono del inmueble o incluso fue provocado el incidente. "El INAH tiene diversos mecanismos para garantizar la conservación del patrimonio o resarcir los daños, en este caso estamos valorando a través de un dictamen técnico que se está realizando por especialistas", dijo.

Afirmó que tras un análisis de lo ocurrido esta mañana, parece no ser del todo creíble que fue por efecto de las lluvias, ya que cuando esto ocurre los desprendimientos de roca no son tan grandes y ocurren en balcones, cornisas, ladrillos. "Ahora fue una fachada completa, tenemos varias posibilidades, que haya sido efecto sobrenatural o provocado por la mano del hombre", señaló.

Carmelina Priego, coordinadora del departamento de restauración de edificios históricos en el INAH, afirmó que de acuerdo con unos documentos, uno de los dos edificios implicados en el derrumbe corresponde a nacional financiera.

Además al acudir al sitio a realizar el peritaje descubrieron que este edificio es mucho más antiguo de lo que se pensaba de acuerdo al espesor de sus muros de 65 centímetros realizados con piedra muca. "El muro está seco, no tiene humedades y nos da mucho qué pensar porque lo que ocurre con este tipo de derrumbes es que se vencen las vigas, el agua deja pozos en las cubiertas y se va todo como caja para adentro, eso es lo natural", explicó.

Priego señaló que las fachadas generalmente están "agarradas" en un sistema que entre los estructuristas se conoce como "caja de zapatos" lo que permite mayor rigidez en la estructura, incluso en el caso del edificio uno de las paredes está inclinada hacia dentro.

¿Qué hacer?

El director del Centro Histórico, Manolo Ruiz Falcón indicó que decidieron con Protección Civil demoler lo que queda de los edificios para evitar un riesgo a la ciudadanía. Sin embargo, esto no limita el riesgo en los otros 80 edificaciones que se encuentran en una situación similar, de abandono por décadas de sus propietarios.

"No tenemos ninguna medida en la que podamos obligar a los propietarios a que tengan sus edificios en buen estado, va siendo hora de que se haga una legislación en la que incluso podamos llegar a requisar los edificios, porque sí hay que tienen no 10, sino 80 años que no se les hace nada, es que ya no le van a hacer nada", expuso.

Expresó que muchos de los propietarios creen que con dejar caer la estructura actual se les dejará construir algo con características diferentes, pero no es así. "El edificio está catalogado como histórico por el tema constructivo, de los siglos XVIII y XIX, y si quieren construir algo ahí debe ser igualito a lo que hay (...) a través del Cabildo y del Congreso del Estado se debería buscar la forma para crear un fondo para o expropiar las propiedades que tienen más de 50 años que no se hace nada, o darles plazo perentorio de un número de años, de "o las arreglas o te los compro’, este sistema lo hacen muchas ciudades, la primera la Ciudad de México, después el terremoto que compró propiedades derrumbadas y después las puso en venta", dijo.

Expresó que la avenida Zaragoza está llena de ruinas que pertenecen a familias que sí tienen los recursos para arreglarlos, o bien deberían venderlos. El director de Centro Histórico explicó que acciones de limpieza y consolidación de fachadas son inmediatas para el INAH y los permisos también con el ayuntamiento.