Política

El IPE y las cuentas individuales

junio 27, 2017

El sistema de cuentas individuales –sistema de contribución definida- fue adoptado en Chile en 1981 como una parte importante del modelo neoliberal implementado en este país por los "Chicago Boys". En este régimen, las aportaciones se acumulan en cuentas individuales, permitiendo la constitución de un patrimonio que financiaría la pensión del trabajador que se retire. Ésta es determinada por el número de aportaciones, monto, tiempo y frecuencia con la que se realizan, así como el rendimiento obtenido.

Un balance del sistema de pensiones de Chile arrojaría los siguientes resultados: por un lado, los beneficiarios han sido el gobierno y los grupos financieros; el gobierno porque se desentiende de la sobrevivencia de los ancianos y los grupos financieros porque han obtenido elevadas ganancias por el manejo del ahorro de los trabajadores. Por otro lado, los perdedores han sido los trabajadores por la baja en la cuantía de sus pensiones, lo cual ha ocasionado que se prolongue la edad efectiva de jubilación. Existen estudios que muestran que el nivel de las pensiones promedio en Chile es equivalente a 45% del salario promedio del trabajador. Es por ello que las recomendaciones para el mejoramiento del sistema de Pensiones apuntan al fortalecimiento de la intervención del Estado en la reconformación del sistema de pensiones, la extensión de la cobertura, el incremento de los raquíticos montos y la disminución de la equidad de género.

En el caso de México se adoptó el sistema de cuentas individuales en 1997 por parte del IMSS y en 2007 por el Issste. Un balance de lo acontecido hasta la fecha se inclina hacia los grupos financieros y en contra de la clase trabajadora; es un balance desigual en donde las Afores obtienen elevados beneficios y los trabajadores perciben magras remuneraciones. Según los datos oficiales (Consar), en 2016 las Afores obtuvieron ingresos por comisiones por un total de 27 mil 798.2 millones de pesos, lo que significó un incremento de 2.94 por ciento respecto a lo registrado en 2015, cuando ganaron 27 mil 4.3 millones de pesos. México registra la tasa de reemplazo más baja de los países que pertenecen a la OCDE, la cual se ubica en 31%. La tasa de reemplazo es el porcentaje que representa la pensión sobre el salario percibido por el trabajador antes de jubilarse. Por ejemplo, si el trabajador percibe mensualmente el salario mínimo $2 mil 401 pesos mensuales; con una tasa de reemplazo del 31%, recibirá una pensión de $ 775 pesos mensuales más los rendimientos.

En el Programa Estatal de Veracruz de Finanzas Públicas 2016-2017 se propone: "Dado lo anterior y considerando los resultados del diagnóstico elaborado por el propio IPE del Sistema de Pensiones, se hace urgente realizar una nueva reestructuración del Sistema considerando indispensable los estudios actuariales sobre la evaluación del impacto financiero que tendrán las reformas paramétricas y financieras al modelo actual, así como la individualización histórica de las aportaciones y retenciones de los trabajadores a través de cuentas individualizadas, debidamente sistematizadas".

En el párrafo anterior se planea la necesidad de reformar en lo inmediato el sistema de pensiones considerando los posibles cambios provenientes de: 1) reformas paramétricas; 2) reformas financieras y 3) cambios estructurales dejando de lado el sistema de beneficio definido y adoptando el sistema de contribución definida.

Por lo que hace a las reformas paramétricas, se evaluará el impacto que tienen sobre el sistema algunos de los siguientes parámetros: la edad de retiro, la tasa de cotización, la antigüedad de cotización, la fórmula del beneficio, entre otros. En cuanto a las reformas financieras se considera la creación de una Sociedad Financiera Popular (Sofipo) y en cuanto a los cambios estructurales se evaluarán los efectos que implica el sistema de cuentas individuales.

En el supuesto caso de que el IPE transitara de un sistema de beneficio definido a un sistema de contribución definida, no solucionaría sus problemas en el corto plazo, debido a que debe afrontar los costos que conlleva el proceso de transición. Las reformas paramétricas y financieras que aliviarán el desequilibro económico son aquellas que incrementan los ingresos o reducen los gastos.

En la constitución del sistema de seguridad social se tuvo la visión de crear un gran fondo social –con los aportes de los trabajadores, los empresarios y el gobierno- que se utilizaría para asegurar el bienestar de los trabajadores una vez que alcanzaran la edad de retiro. En este pacto social, el Estado tenía la responsabilidad de ofrecer una vida digna a la población de edad avanzada. Por lo tanto, el problema de la seguridad social del Estado de Veracruz no se resuelve mediante el empobrecimiento de la clase trabajadora en la última etapa de su ciclo de vida. Es un problema colectivo y que, por ende, requiere la búsqueda de soluciones consensuadas en donde participen la clase trabajadora, los patrones (titulares de dependencias) y el gobierno. Las reformas impulsadas a nivel internacional ofrecen una amplia gama de experiencias exitosas que pueden servir de guía para mejorar el sistema de pensiones estatal ■