Sociedad y Justicia

Prevalece guardia vecinal en fraccionamiento Las Fuentes de Xalapa y frustra un robo a casa

junio 25, 2017

La madrugada de este sábado una alerta despertó a los vecinos de Las Fuentes, de nueva cuenta un ladrón intentó entrar a una vivienda. De inmediato el grupo de guardias vecinales se movilizó al domicilio, ya no lo pudieron alcanzar, pero frustraron el robo, dejó desordenado un cuarto, y salió corriendo. Después, armados con silbatos, lámparas, palos y machetes "peinaron" las calles y las áreas verdes en búsqueda del ladrón, pero ya no lo encontraron.

Hace dos semanas el índice de robos se disparó en este fraccionamiento, hubo noches que hasta cinco casas fueron saqueadas, por lo que decidieron primero hacer un grupo de WhatsApp y luego organizar patrullajes en las calles en búsqueda de maleantes.

El domingo pasado una vecina alertó en el grupo: desde su ventana había visto como un ladrón colocaba una escalera y burlaba la seguridad de un casa, de inmediato los vecinos llegaron, el ladrón salió corriendo, en el camino dejó las pantallas, la ropa y los objetos que se había robado. Al otro día, el lunes a la media noche los vecinos pactaron la primera reunión de patrullaje, apenas cuatro personas llegaron.

Pero este viernes, es la quinta guardia que hacen y más de 50 personas entre hombres, mujeres y adolescentes llegan a la convocatoria. Antes de la organización de los vecinos, apenas una patrulla y dos veladores hacían rondines intermitentes, luego de que el movimiento se hizo público en medios de comunicación, hasta cuatro patrullas, incluyendo una de la Policía Federal patrullan constantemente.

Pero eso para los vecinos no basta, hay una serie de acciones para reforzar la seguridad que se deben aplicar, como un censo de vecinos, plumas en las calles, y más vigilancia que se debe hacer coordinadamente. Ahora los vecinos hace cinco rondines diarios, dos por la mañana, uno por la tarde, y dos por la noche que son los más pesados, de las doce de la noche a las tres de la mañana y de tres a seis de la mañana.

La instrucción es que en caso de ver alguna persona o vehículo sospechoso se debe reportar, el silbato se debe tocar cada 4 minutos, y cuando los patrullajes en grupos de tres o cuatro personas son en auto se debe ir a la mayor parte de las calles y alumbrar los lugares oscuros con sus lámparas. Los vecinos reconocen que los rondines son peligros, pues no saben que van a encontrar, un delincuente puede estar armado o ser violento.

–¿Cuál es el protocolo cuando se atrape a un delincuente?–, se le cuestiona a un vecino.

–¿De verdad quieres saber?, Yo creo que si se lo topa gente responsable le darán una golpiza y se entregará a la autoridad, si se topa con agresivos o que hayan sufrido robos, pues no se qué vayan hacer, responde.

Saben que la vigilancia es algo que no les corresponde, y hasta podría ser ilegal, "pero si te das cuenta que la autoridad no te esta respondiendo y no te esta protegiendo que es un derecho, no queda otra más que hacerlo uno mismo".

Un vecino que omite su nombre, pero es dueño de una lavandería en el lugar, señala "sí me preocupa que las cosas lleguen a este punto porque no quiero que se metan con mi negocio, por eso es que estoy en el movimiento por la seguridad en mi familia".

María se puso hacer tarea y le subió a la música, cuando se dio cuenta dos hombres armados estaban apuntándole, le exigieron entregar la computadora, las cosas de valor y luego la obligaron a hacerles de desayunar, después se fueron.

El robo ocurrió al mediodía de este viernes, cuenta una vecina de la calle Tritones. Los vecinos se sorprenden, no tenían conocimiento, por lo que dicen van a reforzar la vigilancia y las redes vecinales. El fraccionamiento La Fuentes donde viven más de tres mil personas, está rodeado por invasiones como Antorcha Campesina, y colonias como la Reserva Territorial, Santa Rosa, Lomas de Margarita.

En pleno crecimiento, está rodeado aún de fincas de café y lotes baldíos que facilitan que delincuentes se escabullan fácilmente. Este viernes una patrulla del IPAX y un comandante de la policía ministerial los acompaña en la guardia.

La teoría de los vecinos es que hay muchas casas abandonas, y que dentro del fraccionamiento puede haber una casa de seguridad por lo que decidieron buscar entre las fincas.

Alumbrados por lámparas, hombres y mujeres se adentraron entre las fincas hasta un casa sospechosa, donde sólo pudieron observar. Aunque los vecinos ya tuvieron un acuerdo con el ayuntamiento de Xalapa y confían que se tendrán soluciones, advierten " Mientras no tengamos en forma una vigilancia pues seguiremos patrullando con los vecinos".