Política

Amenaza de EPN por escándalo de espionaje, exhiben régimen delincuencial: Álvarez Icaza

junio 25, 2017

Veracruz, Ver.- El aspirante a la candidatura independiente a la Presidencia de México Emilio Álvarez Icaza afirmó que la crisis del espionaje que acaba de darse a conocer en México es una grave amenaza a la libertad de expresión y fue mal manejada.

"Tiene que ver con la señal de una grave amenaza a la libertad de expresión que se está espiando a periodistas y defensores de derechos humanos, no porque no supiéramos que el Estado mexicano nadie realiza labores de espionaje, No porque no supiéramos que se tienen que realizar labores de seguridad nacional".

Aseguró que lo grave del incidente es que se está utilizando un software que es para uso exclusivo a gobiernos responsables de acuerdo con la empresa que lo vende para combatir el delito y el terrorismo.

"Quiere decir que el gobierno mexicano está utilizando un software para combatir a la delincuencia para espiar periodistas en lugar de encontrar a los responsables de los asesinatos, por ejemplo, en Veracruz, que es un caso emblemático en donde han matado periodistas y no hay culpables", explicó el aspirante presidencial.

Álvarez Icaza aseguró que el gobierno estaría cometiendo un delito, porque hay evidencia de ello y ese fenómeno es un mensaje de un gobierno delincuencial.

"La manera en que el presidente sale hablar del tema es tarde y mal, primero ni allá los hechos y uno se pregunta qué parte de que es un software que se vende a los gobiernos no entendió. Los que lo tienen son instancias mexicanas que gastaron 80 millones de dólares en adquirirlo, cada licencia para espiar a un periodista o a un defensor de derechos humanos cuesta un millón 400 mil pesos, utilizaron estos recursos públicos para vigilarlos y lo segundo es amenazar a los que denunciaron", comentó.

Para el aspirante a la precandidatura independiente de la Presidencia de la República, Peña Nieto no sólo negó que se haya realizado el espionaje, a pesar de la evidencia sino amenazó a los que lo denunciaron.

Álvarez Icaza consideró que esto es un caso de regresión autoritaria. "Yo no tengo duda de que estoy intervenido, de repente veo mi teléfono y empieza a grabar sólo, yo no tengo evidencia pero no tengo duda, tengo bloqueada la cámara de mi teléfono, porque este software activa la cámara y el teléfono".

Indicó que de tal manera, se protege bloqueando las cámaras y en caso de que logre probar que está siendo espiado, interpondrá una denuncia que si las instancias mexicanas no responden, entonces acudirá a instancias internacionales.