Política

Sufre estado quiebra técnica; titular de CGE vuelve a omitir sanción contra ex contralores

junio 23, 2017

Para el contralor general del estado, Guillermo Moreno Chazzarini, Veracruz se encuentra en una "quiebra técnica" en cuanto a sus finanzas, derivado de la corrupción registrada durante los últimos dos sexenios, y considera que en 18 meses se acabará con la descomposición gubernamental.

Al dar a conocer su Programa Especial Anticorrupción 2017-2018, el funcionario estatal establece que la corrupción se ha constituido como la amenaza más grave que ha impedido el desarrollo integral del estado de Veracruz, la sociedad ha sido testigo de escándalos de corrupción tanto en el sector público como en el privado, dado que servidores públicos, en colaboración con particulares, han propiciado un ambiente de opacidad en el manejo de los recursos públicos y la gestión administrativa.

Una vez más, el contralor define como política pública durante este bienio combatir la corrupción para que no vuelva a presentarse, pero no establece una sola acción para sancionar ni a sus antecesores que toleraron desde la Contraloría General del Estado (CGE) los desvíos de recursos, como tampoco a quienes los cometieron.

En cuanto a las finanzas públicas de Veracruz, reconoce que falta transparencia, incluyendo a la actual administración estatal, pues los ciudadanos desconocen la aplicación de los recursos públicos.

"El estado de Veracruz actualmente enfrenta una severa crisis financiera nunca antes presentada, que podría traducirse en una quiebra técnica, generada por la ineptitud y corrupción que privó en la mayor parte de las oficinas de gobierno, las cuales son objeto de señalamientos de faltantes y desviaciones de los recursos públicos tanto federales como estatales, generando un ambiente de impunidad, que ha permeado a todos niveles".

En este sentido, dijo, se requiere de la implantación inmediata de políticas públicas que mejoren el sistema de vigilancia, de la detección oportuna de desvío de recursos, fomentar la transparencia, así como fortalecer los mecanismos de participación ciudadana, con el fin de abatir estos grandes problemas que se traducen en una afectación directa en el bienestar de la sociedad.

"El desempeño del servidor público debe apegarse, invariablemente, al marco normativo que le sea aplicable y conducirse de acuerdo a valores institucionales y éticos. Por lo que resulta indispensable implementar mecanismos para fortalecer la fiscalización, rendición de cuentas y transparentar la administración y el ejercicio de los recursos públicos", refirió.

Guillermo Moreno Chazzarini considera que con la adopción de su Programa Especial Anticorrupción 2017-2018, el cual sólo estaría en funciones el año y medio que le resta a la presente administración, se logrará acabar con la corrupción en Veracruz.

Y es que dicho programa, apenas fue publicado en la Gaceta Oficial del Estado, con lo cual sólo faltarían 18 meses para concluir la actual administración estatal, en la que establece se abatirán los niveles de corrupción e impunidad.