Política

No contempla programa de gobernanza del contralor sancionar a sus antecesores

junio 22, 2017

A pesar de que "meter a la cárcel" a Javier Duarte y a todos sus colaboradores por el saqueo cometido a Veracruz fue la principal propuesta de campaña del actual gobierno, en el programa estatal de Gobernanza, Participación Ciudadana y Competitividad Gubernamental, elaborado por el contralor, Guillermo Moreno Chazzarini, no menciona en 72 páginas una sola línea de castigo a los ex servidores públicos.

De igual forma, resalta que Veracruz ocupa los primeros lugares en el Índice Global de Impunidad (IGI-MEX), sin embargo, lejos de proceder contra ex servidores públicos, establece que deben ser premiados todos aquellos burócratas que hagan bien su trabajo y al mismo tiempo dar de baja a todos aquellos con duplicidad de funciones.

En el documento elaborado por el contralor, reconoce que hubo corrupción en los gobiernos tanto de Javier Duarte de Ochoa como de Fidel Herrera Beltrán, pero no hace mención alguna de un tipo de sanción al respecto, al contrario establece el comienzo de una nueva política de contraloría de la función pública y con ello, olvidando el pasado.

Tal corrupción, advierte, causó un daño en la confianza de los ciudadanos hacia el gobierno estatal, sin embargo, decide no establecer ninguna acción para proceder contra los ex funcionarios duartistas y mucho menos sus antecesores los ex contralores Ricardo García Guzmán e Iván López Fernández.

"El programa contempla cuatro objetivos generales con la finalidad de renovar la gobernanza, la participación ciudadana y la competitividad gubernamental, acorde a la necesidad de reestructurar la forma de gobierno basado en actitudes autoritarias y centralistas a esquemas de gobierno en los que la sociedad civil tenga una mayor participación en el análisis de la realidad y la propuesta y ejecución de acciones para la solución del problema y favorecer el desarrollo económico y social del estado. En este orden de ideas resulta necesario que todas las actividades de las dependencias de nuestra entidad federativa se realicen de una manera transparente, con rendición de cuentas y con participación ciudadana; tendientes a obtener como resultado la satisfacción de la sociedad civil", agrega el documentado publicado en la Gaceta Oficial del Estado.

El contralor Moreno Chazzarini reconoció que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha señalado en Veracruz que existen diversas situaciones que se pueden mejorar en el desempeño de las instituciones fiscalizadas debido, fundamentalmente a la falta de controles internos suficientes y eficaces.

"Esta situación incide en la efectividad de la gestión gubernamental, por la falta de administración de riesgos y de estrategias coordinadas para abatir y desalentar la comisión de irregularidades, en atención de los factores operativos que repercuten en el cumplimiento de los objetivos y metas de las instituciones públicas", agrega.

En cuanto al tema de Competitividad Gubernamental, el Plan Veracruzano de Desarrollo 2016-2018 refiere establece la necesidad de mejorar la estructura organizacional, debido a que se percibe como burocrática, ineficiente, perfil inadecuado, duplicidad de funciones, mandos medios y superiores sin razón de ser, obesa e inoperante, por lo anterior, se diseñará e implementará un Programa Integral de Reingeniería de la Administración Pública del Estado bajo criterios de racionalidad y austeridad presupuestal.

Aunque al menos unas cuatro veces hace referencia a la corrupción cometida durante los últimos dos gobiernos, que acusaron un grave daño al tejido social y a la confianza ciudadana, el contralor Guillermo Moreno Chazzarini insiste en no actuar en contra de aquellos ex servidores públicos que abusaron del poder o que toleraron desde la Contraloría General del Estado (CGE) los casos de corrupción.