Política

Dan prórroga a ex duartistas para reponer saqueo de 2016

junio 22, 2017

Para estar en condiciones de poder entregar el informe de la cuenta pública del último año de la administración de Javier Duarte de Ochoa, el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) suspenderá un par de semanas de vacaciones al personal durante el mes de julio.

Y es que durante ese lapso esperará recibir a todos aquellos ex servidores públicos señalados con observaciones e irregularidades en el manejo del erario para posteriormente hacer el análisis correspondiente y finalmente elaborar el documento que deberá estar listo en los primeros días del mes de octubre.

Aunque todavía falta poco más de tres meses para que venza el plazo de entrega del informe de la cuenta pública 2016, el auditor general del Orfis, Antonio Portilla Vázquez, está previendo que no le dé tiempo suficiente de concluir el documento, razón por la cual suspenderá parte del periodo vacacional de verano al personal.

De esta forma, los días que estableció habrán de ser hábiles, serán del 17 al 21 y del 24 al 28 de julio para así estar en condiciones de cumplir con el artículo 51 de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, que establece como plazo máximo el 15 de octubre para entregar el documento correspondiente.

Cabe resaltar, que el informe de la cuenta pública 2016 corresponde al último año de la administración de Javier Duarte de Ochoa, y donde ha trascendido se han documentado todas las irregularidades y desvíos cometidos durante todo el sexenio, y que ya no tuvieron forma de ocultarlo dentro de las dependencias estatales.

Antonio Portilla Vázquez detalló que durante las dos semanas de vacaciones, que ahora serán laborables se realizarán actividades como atender las notificaciones del pliego de observaciones respectivo y el cómputo del término para la entrega de la solventación de las observaciones a cargo de los servidores públicos o personas responsables a quienes se les haya notificado el citado pliego de observaciones.

De esta forma, los ex funcionarios duartistas tendrían esta oportunidad de aclarar las irregularidades donde se vean involucrados, antes de que el documento sea enviado al Congreso local y lo califique como una observación, que podría derivar en una denuncia penal.