Política

MAYM: "hemos estado solicitando que nos dejen presentar información"

junio 16, 2017

El alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, denunciado por presunto enriquecimiento ilícito junto con su padre el hoy gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, afirmó que tiene lo necesario para demostrar sus ingresos comprobados.

Sobre la nota publicada por La Jornada Veracruz, el alcalde de Boca del Río afirmó que desde hace varios meses la PGR habría atraído la investigación. "Eso es mentira, desde la denuncia que interpuso José Ramón Gutiérrez de Velasco en la campaña, desde entonces la atrajo la PGR, más lo de ahorita es un tema que hemos estado solicitando, que nos dejen presentar la información, que ese fue el tema", dijo.

El funcionario municipal consideró que los procedimientos que sigue la PGR son muy lentos, razón por la que hasta el momento no han podido presentar la documentación probatoria. "Esa fue una ocurrencia de un idiota en su momento sólo por afectar, pero la realidad es que yo tengo mis cosas en orden, tengo todo perfectamente transparentado y no tengo ningún problema (...) la cosa es que nos dejen presentar los documentos para que nos dejen cerrar el tema y determinar lo que a derecho corresponda", afirmó.

Yunes Márquez no mencionó nada respecto a su "abogado voluntario", el hoy Fiscal del Estado, Jorge Winckler Ortiz.

Sobre los adeudos que aún tiene el gobierno del estado con el municipio, Yunes Márquez indicó que son 250 millones de pesos que aún están pendientes y por lo que pedirán un préstamo.

"Faltan 250 millones de pesos de lo que le adeudaba la administración de Javier Duarte de Ochoa del año pasado, que están como cuentas por cobrar, eventualmente se tendrá que pagar, las participaciones han llegado bien; nada más de Prodere 2017, que se gestiona en el Presupuesto de Egresos, sólo ha llegado la mitad", comentó.

Afirmó que el tema tiene que ver con que muchas de las obras empezaron y no pueden dejarse a medias. Explicó que con recursos que se obtuvieran como una contraprestación de la licitación del agua, se tomaría para saneamiento financiero y quedaría en ceros la deuda para el próximo alcalde. Lo solicitado será mayor a 90 millones de pesos.