Política

Cerco a duartistas que desviaron con empresas falsas desencadena amparos

mayo 19, 2017

Poco a poco la Fiscalía General del Estado (FGE) comienza a cercar a los ex funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Dirección General de Comunicación Social (DGCS), que participaron en el desvío de recursos a través de las empresas fantasmas, sin embargo, algunos como el diputado federal Alberto Silva Ramos gozan de fuero constitucional, mientras que otros han conseguido amparos.

Tal es el caso de la ex subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, María del Pilar Guillén Rosario, así como el ex colaborador de Alberto Silva y ex subprocurador regional de Justicia en la zona norte, Ezequiel Castañeda Nevárez y de Humberto Benítez Pérez quien fue jefe de la Unidad Administrativa de la Sedesol.

Dichos ex funcionarios han conseguido promover diversos amparos para evitar cualquier acción de alguna autoridad en su contra. Incluso enumeran más 10 autoridades contra las cuales se amparan, sin embargo, han comenzado a recibir resoluciones en contra por parte de la justicia federal.

Aunque todavía cuentan con algunos recursos jurídicos para evitar ser aprehendidos, han optado por iniciar de nuevo la tramitación de amparos, pero en otras entidades como Puebla.

Ezequiel Casteñeda Nevárez quien fue cercano colaborador del actual diputado federal Alberto Silva Ramos, así como del ex fiscal Luis Ángel Bravo Contreras promovió un juicio de amparo desde octubre de año 2016, ya en plena debacle del gobierno estatal.

La protección que buscó fue tanto contra autoridades locales, como federales y del Centro de Justicia Penal Federal de Cadereyta en Nuevo León, a través del amparo número 1057/2016 ante el Juzgado Primero de Distrito.

Cabe recordar que Ezequiel Castañeda Nevárez también fue funcionario en la Sedesol y en Comunicación Social, donde es investigado por su empresa Virtual SC, que recibió pagos durante el duartismo.

María del Pilar Guillén Rosario se incorporó a la Subsecretaría de Desarrollo Social Humano, al lado del entonces titular Alfredo Ferrari Saavedra, y su gestión por esa dependencia también es investigada por la Fiscalía.

Así como otros ex funcionarios, comenzó a tramitar sus juicios de amparo, apenas terminó el sexenio duartista, y así ella cuenta con el número 1272/2016 ante el Juzgado Segundo de Distrito y el número 280/2017 ante el Juzgado Décimo Octavo, los cuales recientemente le fueron sobreseídos, al no encontrar elementos para brindarle la protección de la justicia federal.

Otro funcionario involucrado con el desvío de recursos a empresas fantasmas y que se encuentra investigado por la FGE, es Humberto Benítez Pérez, quien se desempeñó como jefe de la Unidad Administrativa de la Sedesol y promovió el juicio de amparo 994/2016.